Internacionales

Japón anuncia en la OTAN que está dispuesto a enviar tropas al exterior

Shinzo Abe, primer ministro japonés, aprovechó ayer la histórica ocasión de la primera visita de un jefe de Gobierno nipón a la OTAN para anunciar a los aliados que Tokio ya no se siente coartado para enviar soldados fuera del país en misiones de paz. La nueva doctrina japonesa, desprovista de complejos, fue celebrada en la Alianza. Ambas partes están dispuestas a estrechar su colaboración para hacer frente a amenazas comunes, como los planes nucleares de Corea del Norte

Redacción Central |

Shinzo Abe, primer ministro japonés, aprovechó ayer la histórica ocasión de la primera visita de un jefe de Gobierno nipón a la OTAN para anunciar a los aliados que Tokio ya no se siente coartado para enviar soldados fuera del país en misiones de paz. La nueva doctrina japonesa, desprovista de complejos, fue celebrada en la Alianza. Ambas partes están dispuestas a estrechar su colaboración para hacer frente a amenazas comunes, como los planes nucleares de Corea del Norte

“A Japón ya no le asustará desempeñar actividades en el exterior que impliquen a sus fuerzas de autodefensa si es en nombre de la paz y seguridad internacionales”, manifestó Abe en el discurso pronunciado ante los embajadores aliados, en una ocasión que el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, no dudó en calificar de “extrema importancia” e “histórica”.

El líder japonés hizo notar que la nueva política tendrá en cuenta los principios constitucionales, que limitan severamente el despliegue en el exterior. Abe está tratando de revisar la Carta Magna nipona, cuyo artículo 9 prohíbe, teóricamente, la existencia de un Ejército. Progresivas reinterpretaciones, como la que ayer anunció Abe a los embajadores que estaba haciendo su Gobierno, favorecen una creciente presencia armada de Japón en el exterior. En julio, Tokio concluyó una misión no de combate con 600 efectivos en Irak.

Amenazas globales

“Japón va a reforzar su cooperación con la OTAN frente a las amenazas globales y contribuirá de forma significativa no sólo con la OTAN, sino en el resto del mundo”, declaró después Abe en posterior conferencia de prensa.

De la reunión de ayer no salieron ejemplos vibrantes de colaboración, pero lo trascendente fue la voluntad política de ir de la mano con más frecuencia. Japón participa financieramente en la reconstrucción de Afganistán y en el desarme de bandas. Abe busca una colaboración directa con los Equipos de Reconstrucción Provincial, principal instrumento aliado para la estabilización del país. Según una fuente aliada, “Japón va a pasar de estar trabajando junto a ISAF [la fuerza internacional] a trabajar con ISAF”. Scheffer dijo que las amenazas a la seguridad ya no son solo regionales sino globales. “La proliferación nuclear de Corea del Norte es una amenaza para los aliados”, no sólo para Japón o Corea del Sur”, dijo.

Un Japón crecientemente seguro de sí mismo sorprendió en 2004 cuando en su revisión estratégica identificó a China como un potencial enemigo de Japón. “Esta reunión no guarda sorpresas para China”, señaló una fuente aliada. “China no debe tener motivo de preocupación”. Scheffer aseguró que la OTAN no tiene planes para desplegar fuerzas en el noreste de Asia.

también te puede interesar