Internacionales

Unos 50 muertos en feroces combates en pleno centro de Bagdad

Bagdad – Por lo menos 50 muertos provocaron los feroces combates que estallaron el martes en pleno centro de Bagdad entre el ejército de Irak, apoyado por las tropas de Estados Unidos, e insurgentes sunitas

Redacción Central |

Bagdad – Por lo menos 50 muertos provocaron los feroces combates que estallaron el martes en pleno centro de Bagdad entre el ejército de Irak, apoyado por las tropas de Estados Unidos, e insurgentes sunitas

“Cincuenta insurgentes murieron en los enfrentamientos de Haifa y otros 21, entre ellos varios árabes, fueron detenidos”, afirmó a la AFP el portavoz del ministerio iraquí de Defensa, Mohamed Al Askari.

El barrio bagdadí de Haifa ha sido el escenario durante todo el martes de violentos combates, después de que los ejércitos estadounidense e iraquí lanzasen a primera hora de la mañana una operación conjunta contra la insurgencia sunita.

Incesantes tiros de armas automáticas y fuertes detonaciones, disparos de morteros y de lanzacohetes pudieron escucharse durante la primera parte de la mañana en el barrio, situado en la orilla oeste de río Tigris.

Dos helicópteros de asalto de tipo Apache abrieron fuego con sus cañones al menos en dos ocasiones.

“Las fuerzas de seguridad iraquíes, en coordinación con la Fuerza Multinacional, han iniciado una operación contra los refugios de los terroristas” en Haifa, anunció Ali Al Dabbah, portavoz del primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki.

“El Gobierno está determinado a limpiar el barrio. Será una operación rápida. Un gran número de extranjeros árabes está implicado en estas actividades terroristas”, precisó en una rueda de prensa.

Al Dabbagh también reconoció el martes que hay un problema de “lealtad” en el seno de las fuerzas de seguridad, acusadas de tener en sus filas a infiltrados de las milicias chiitas y de participar en la violencia confesional que sufre el país del Golfo.

“No puedo negar que hay un problema con las fuerzas de seguridad iraquíes. No puedo garantizar que sean totalmente leales al gobierno. Hay grupos corrompidos”, admitió Al Dabbagh.

“El gobierno no diferencia entre los chiitas y los sunitas. Todo individuo que viola la ley será perseguido, sea cual sea la religión o la comunidad a la que pertenezca. Y ningún partido puede arrogarse el derecho de llevar armas o pretender asegurar la seguridad de la gente, fuera del gobierno y de las fuerzas de seguridad iraquíes”, afirmó Al Dabbagh.

Algunas milicias chiitas, como el ejército de Mahdi o las brigadas Badr, vinculadas a los partidos presentes en el gobierno iraquí, son sospechosas de haber infiltrado a miembros en las fuerzas de seguridad iraquíes.

Por otra parte, al menos 30 personas murieron (entre ellas un norteamericano) y dos resultaron heridas cuando un avión moldavo que partió de Adana (sur de Turquía) con unos 30 obreros a bordo se estrelló al aterrizar cerca de Bagdad, indicó un diplomático turco a la AFP.

“Según las primeras informaciones de que disponemos, 30 personas murieron y otras dos quedaron heridas”, dijo el diplomático, que pidió no ser identificado.

El aparato, de tipo Antonov 26, que puede transportar hasta 48 pasajeros y cinco toneladas de carga, llevaba a bordo a cinco tripulantes y 30 obreros.

Por último, el martes salió a la luz un nuevo vídeo pirata, probablemente filmado con un teléfono móvil, que muestra el cadáver del ex presidente de Irak, Saddam Hussein, sobre una camilla, con un profundo corte sanguinolento en el cuello y cubierto con un sudario.

Un primer vídeo pirata había provocado una profunda conmoción entre los sunitas iraquíes y la comunidad internacional, en particular en los países árabes. En él se podía ver a Saddam Hussein insultado y provocado por espectadores de la ejecución, hasta en sus últimos instantes.

también te puede interesar