Internacionales

Chávez inicia era socialista en Venezuela y anuncia reelección “indefinida”

Caracas – El presidente Hugo Chávez juró este miércoles como presidente en Venezuela para un nuevo mandato 2007-13, con la promesa de construir el socialismo y realizar una profunda reforma a la Constitución que incluye la reelección sin límite

Arranca el tercer mandato de Chávez
El gobernante realiza el juramento ante la presidenta de la Asamblea, Cilia Flores. ¡Patria, socialismo o muerte, lo juro!, exclamó. | EFE

Redacción Central |

Caracas – El presidente Hugo Chávez juró este miércoles como presidente en Venezuela para un nuevo mandato 2007-13, con la promesa de construir el socialismo y realizar una profunda reforma a la Constitución que incluye la reelección sin límite

“Entregaré mi vida en la construcción del socialismo venezolano, en la construcción de un nuevo sistema político, social y económico”, juró Chávez ante la Asamblea Nacional, en el acto realizado sin mandatarios extranjeros invitados.

El mandatario, que ganó las elecciones de diciembre con 63% de los votos, juró ante Cilia Flores, presidenta del Congreso, controlado en su totalidad por el oficialismo, quien le colocó la banda amarilla, azul y roja.

Chávez juró además “por Cristo, el más grande socialista de la historia” y terminó su oración exclamando “Patria, socialismo o muerte”, emulando una consigna de colega cubano y amigo Fidel Castro.

“Aquí llegó la hora del fin de los privilegios, del fin de las desigualdades (…) ¡Nada ni nadie va a detener el carro de la revolución socialista en Venezuela!”, exclamó.

Chávez colocó una ofrenda floral ante el sarcófago del libertador Simón Bolívar antes del discurso y posteriormente encabezó un desfile militar que culminó con el vuelo de los nuevos aviones rusos Sukhoi-30.

El discurso despertó gran expectativa, luego de que Chávez anunciara el lunes un plan de nacionalizaciones de la telefónica CANTV y de compañías eléctricas, y recuperar para el Estado “la propiedad sobre los medios estratégicos de producción”.

Las medidas fueron inmediatamente cuestionadas por Estados Unidos y conmovieron a los mercados internacionales.

Chávez minimizó el derrumbe de la Bolsa de Caracas luego de sus anuncios de las estatizaciones. “La Bolsa de Caracas podrá caer, lo que no va a caer es la economía venezolana, que está más pujante que nunca”, dijo el mandatario.

La titular del poder legislativo anunció que la Asamblea Nacional otorgará poderes especiales a Chávez para que el Ejecutivo redacte nuevas leyes por decreto.

La Ley Habilitante para legislar por decreto será “una ley de leyes, ya la presidenta de la Asamblea Nacional (Cilia Flores) ha anunciado la aprobación a mi solicitud”, anunció Chávez.

El presidente planteó además a la legisladora “que presida y coordine una Comisión Nacional para la reforma integral y profunda de la Constitución”.

El mandatario defendió las reformas con el argumento de que en la Constitución actual, aprobada en 1999 por iniciativa de él “quedaron infiltrados muchos gazapos del viejo orden”.

Un punto de esas reformas será la reelección presidencial sin límite: “Estamos redactando la propuesta para la reelección indefinida del Presidente, (…) si fuese rechazada por la mayoría del pueblo sería yo el primero en aplaudirlo”, acotó.

El mandatario señaló que hacía la precisión porque “ya me están acusando (de ser) el tirano Chávez, diciendo que Fidel (Castro) dio la orden”.

Tras recibir la banda presidencial por segunda vez, Chávez dijo que esperaba poder colocarse una tercera banda, en un eventual tercer mandato después de 2013.

Chávez mencionó reformas en el sector petrolero, sobre el cual el Estado tendrá total control, incluyendo la industria del gas.

Reseñó que en la actual Constitución “el Estado se reserva la actividad petrolera, pero no así la gasífera”.

La revolución en Venezuela “es pacífica pero no está desprovista de armas. Esta es una revolución armada, aquí están las armas de la revolución, que son las armas del pueblo venezolano”, dijo Chávez al final del desfile militar.

En el plano externo ratificó que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, no debe intervenir en su decisión de no renovar la concesión a un canal privado de TV, pero no se arrepintió de haberlo insultado.

Chávez insultó el lunes a Isulza al tratarlo de “pendejo” (imbécil), y pidió que abandonara el cargo luego de que pidiera al gobierno venezolano que revise su decisión de no renovar el permiso a la emisora RCTV.

“El amor (a Venezuela) a veces me lleva a decir cosas más allá de lo prudente, lo reconozco, pero no me arrepiento, estoy defendiendo a Venezuela”, puntualizó.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!