Internacionales

Bush revela el miércoles su nueva estrategia para Irak

Washington – La nueva estrategia de George W. Bush para Irak, que será divulgada el miércoles, podría incluir asumir objetivos actualmente asignados al gobiero iraquí, mil millones de dólares de ayuda y, contra la opinión demócrata, un aumento de las tropas estadounidenses

George W. Bush
El presidente estadounidense George W. Bush durante una conferencia de prensa junto a la canciller alemana Angela Merkel, en la Casa Blanca, en Washington, DC, el 4 de enero de 2007. El 10 de enero, Bush divulgará la nueva estrategia para Irak, que podría incluir la asunción de objetivos actualmente asignados al gobierno iraquí, mil millones de dólares de ayuda y un aumento de las tropas. | AFP

Redacción Central |

Washington – La nueva estrategia de George W. Bush para Irak, que será divulgada el miércoles, podría incluir asumir objetivos actualmente asignados al gobiero iraquí, mil millones de dólares de ayuda y, contra la opinión demócrata, un aumento de las tropas estadounidenses

Bush dará un discurso al país, en horario central, el miércoles a las 21H00 locales (0200 del jueves), dijo la Casa Blanca este lunes.

Informes de prensa aseguraron que el plan supondría un incremento de las tropas estadounidenses, tal vez en 20.000 soldados, así como una serie de “parámetros” políticos, económicos y de seguridad para el gobierno iraquí.

La oposición demócrata, que obtuvo en forma abrumadora el control del Congreso en las elecciones de noviembre gracias al rechazo a la guerra, ha advertido que Bush no recibirá “un cheque en blanco” para más tropas o miles de millones de dólares en nuevos gastos.

“Es momento de terminar con la guerra”, escribieron los líderes del Senado, Harry Reid, y de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi en una carta dirigida a Bush en la que pidieron que el retiro progresivo de tropas se inicie en los próximos cuatro a seis meses.

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, dijo que “es importante conseguir el apoyo del Congreso”.

“Habrá un debate sobre los particulares del nuevo plan, como debe haber. Lo recibimos con gusto”, agregó.

Snow dijo que los principales canales de televisión están evaluando el pedido de la Casa Blanca de transmitir el mensaje, que se anuncia tras el cambio de la cúpula militar en Irak, y casi cuatro años después del inicio de la guerra.

En un último cambio, Bush nombrará oficialmente al embajador en Irak, Zalmay Jalilzad, como nuevo representante en las Naciones Unidas, y a Ryan Crocker, embajador en Pakistán desde noviembre de 2004, como su reemplazo en Bagdad.

La guerra en Irak lleva un saldo de más de 3.000 soldados estadounidenses muertos y miles heridos -y las víctimas iraquíes llegan a cifras bastante mayores- desde la invasión que derrocó a Saddam Hussein. El depuesto dictador fue ahoracado el 30 de diciembre.

El plan de Bush se revelará tras meses de evaluación interna de su estrategia en Irak y luego de la publicación de las recomendaciones del influyente Grupo de estudios para Irak.

El presidente ha rechazado dos de las recomendaciones del Grupo, también conocido como Comisión Baker: el retiro de la mayor parte de las tropas de combate para 2008 en favor de un mayor despliegue de entrenadores para los soldados iraquíes, y sostener conversaciones directas con Irán y Siria.

En cambio, Bush ha decidido mover a sus altos funcionarios, removió al ex secretario de defensa Donald Rumsfeld, reubicó al ex jefe de inteligencia John Negroponte como adjunto de la secretaria de Estado Condoleezza Rice, y cambió los mandos militares en Irak y el Comando Central en Medio Oriente, que supervisa a Irak y Afganistán.

Bush también ordenó una revisión en todo el aparato de gobierno de la política estadounidense y trajo lo que la Casa Blanca describió como “expertos externos” para discutir el cambio de dirección.

Tras el mensaje, Rice “dará su testimonio en (una audiencia en) el Congreso y hablará un poco en público. También esperaría que vaya a Medio Oriente”, dijo el portavoz del departamento de Estado, Sean McCormack.

El diario New York Times, citando a altos funcionarios del entorno de Bush, informó el domingo que el nuevo plan buscará llevar a más iraquíes de la minoría sunita a involucrarse en el proceso político, finalizando una muy postergada medida sobre la distribución de las rentas del petróleo y aliviar las restricciones para los ex miembros del partido Baath del ex dictaros Saddam Hussein.

“Este no es un compromiso abierto”, dijo un alto funcionario administrativo citado por el matutino. “Estamos estableciendo al gobierno iraquí requerimientos reales específicos y expectativa”.

“Los demócratas se oponen a la escalada de esta guerra”, dijo la líder demócrata Nancy Pelosi a la televisión CBS el domingo, procurando enfatizar que su partido no recortará el financiamiento de los soldados que ya se encuentran en Irak.

“Pero eso no es carta blanca, un cheque en blanco para que él (Bush) haga lo que quiera allá”, dijo. “Si el presidente quiere extender la misión, esa es una conversación que deberá tener en el Congreso de Estados Unidos”, advirtió.

también te puede interesar