Internacionales

La Casa Blanca cambia a altos mandos en Irak y Medio Oriente

Washington – La Casa Blanca anunció el viernes una reestructuración de sus altos mandos en la guerra en Irak, al tiempo que los nuevos jefes demócratas del Congreso criticaron los planes del presidente George W. Bush para fortalecer su ejército

George Casey
El general estadounidense George Casey el 22 de junio de 2006, comandante de las fuerzas multinacionales en Irak, en una conferencia de prensa en el Pentágono. El gobierno estadounidense anunció el 5 de enero de 2007 que recomendará al teniente general David Petraeus como reemplazo del general Casey. | AFP. Archivo

Redacción Central |

Washington – La Casa Blanca anunció el viernes una reestructuración de sus altos mandos en la guerra en Irak, al tiempo que los nuevos jefes demócratas del Congreso criticaron los planes del presidente George W. Bush para fortalecer su ejército

Bush nombrará al almirante William Fallon, quien está a cargo de las fuerzas de Estados Unidos en el Pacífico, para reemplazar al general John Abizaid como el máximo comandante en el Medio Oriente.

Por otra parte, el mandatario nombrará al teniente de la armada David Petraeus, quien encabezó los esfuerzos de entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes, para sustituir al general George Casey como el militar estadounidense de más alto rango en Irak.

Casey, a su vez, estará reemplazando al general Peter Schoomaker -quien se retira- como jefe del Estado Mayor del ejército.

“El presidente ha aceptado las recomendaciones, estará enviando las nominaciones y está complacido de hacerlo”, informó Tony Snow, secretario de prensa de la Casa Blanca.

Las designaciones, que requieren la ratificación del Senado, representan una demostración visible del deseo del presidente Bush por hacer cambios en Irak. Los cambios suceden justo días antes que el presidente anuncie una nueva estrategia para la guerra, que lleva casi cuatro años y en la que han muerto más de 3.000 militares estadounidenses.

Se prevé que la nueva estrategia incluirá medidas políticas, militares y económicas. La cuestión militar, que ha despertado la mayor atención y el mayor escepticismo en el Congreso, incluiría un aumento de la fuerza del ejército, posiblemente en 9.000 efectivos tan solo para Bagdad.

Hay cerca de 140.000 soldados estadounidenses en Irak.

Siguiendo con los cambios, Bush también designará a Ryan Crocker, veterano diplomático estadounidense quien fungirá ahora como enviado diplomático en Pakistán, sustituyendo a Zalmay Jalilzad como embajador de Estados Unidos en Irak. Jalilzad será nombrado embajador ante las Naciones Unidas, según un alto funcionario del gobierno de Bush.

Tanto Abizaid como Casey han expresado dudas en semanas recientes en torno al incremento de las fuerzas de Estados Unidos en Irak. Abizaid afirmó que el ejército estadounidense no podría sustentar un incremento de 20.000 efectivos por mucho tiempo, y Casey dijo que tal impulso debería usarse solamente para avanzar en la consecución de las metas estratégicas de Estados Unidos.

Incluso mientras que la Casa Blanca anunciaba los planes de Bush, el líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, lo mismo que la presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, daban a conocer una carta para el presidente Bush en la que lo exhortan a comenzar el retiro de las fuerzas estadounidenses en un período de cuatro a seis meses.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!