Internacionales

Demócratas asumen control del Congreso de EEUU con promesa de cambio en Irak

Washington – Los demócratas asumieron este jueves el control de ambas cámaras del Congreso estadounidense con la promesa de cambiar el rumbo de la guerra en Irak y mejorar las políticas sociales del país, al tiempo que el Senado se comprometió a reformar la ley de inmigración

Nancy Pelosi
La flamante líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, juramenta su cargo en el Capitolio estadounidense, el 4 de enero de 2007, en Washington, DC. | AFP

Redacción Central |

Washington – Los demócratas asumieron este jueves el control de ambas cámaras del Congreso estadounidense con la promesa de cambiar el rumbo de la guerra en Irak y mejorar las políticas sociales del país, al tiempo que el Senado se comprometió a reformar la ley de inmigración

“Las elecciones de 2006 constituyeron un llamado por el cambio y no sólo un cambio de mayoría en el Congreso, sino una nueva dirección para nuestro país”, afirmó la demócrata Nancy Pelosi (California), tras convertirse en la primera mujer al frente de la Cámara de Representantes, al ser elegida presidenta por 233 votos contra 202.

Tras la victoria demócrata el pasado 7 de noviembre, el presidente George W. Bush tendrá que lidiar durante los dos últimos años de su segundo mandato con un Congreso controlado por la oposición, que dispondrá, por primera vez en 12 años, de una mayoría a la vez en la Cámara de Representantes y en el Senado.

Tras asumir su cargo, Pelosi juramentó a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, después de que el vicepresidente Dick Cheney hiciera lo propio con los 100 senadores, en su calidad de presidente de la Cámara.

En su discurso inaugural, la flamante presidenta de la Cámara no tardó en revelar su voluntad de cambiar el rumbo en Irak, en momentos en que el número de soldados norteamericanos muertos desde abril de 2003 en ese país roza los 3.000.

“Los estadounidenses fueron muy claros sobre la necesidad de una nueva dirección en la guerra en Irak”, aseguró, ovacionada en pie por los demócratas y parte de los republicanos, al tiempo que planteaba sus exigencias a Bush, quien debe presentar en los próximos días su nuevo plan para Irak.

“Es la responsabilidad del Presidente elaborar un nuevo plan para Irak que deje claro a los iraquíes que deben defender sus propias calles y su propia seguridad, un plan que promueva la estabilidad en la región y nos permita retirar nuestras tropas de manera responsable”, afirmó Pelosi.

Según varios medios de comunicación estadounidenses, Bush podría pedir el envío de entre 9.000 y 40.000 soldados suplementarios, una medida que los demócratas no parecen dispuestos a aceptar.

Por su parte, el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, incluyó la reforma de la normativa legal de inmigración entre los diez proyectos de ley de la Cámara de Representantes para esta legislatura, a fin de reforzar el control de la frontera y abrir el camino a la regularización de millones de indocumentados.

“La reforma migratoria es demasiado vital para nuestra seguridad y nuestra economía para dejarla al abandono, así que tenemos que lidiar con ella otra vez en 2007”, afirmó Reid, a pesar de que los demócratas de la Cámara de Representantes no han incluido esa medida entre sus diez prioridades.

La reforma de la ley de inmigración quedó bloqueada en el Congreso el año pasado por la oposición de los republicanos de la Cámara de Representantes.

Para reformar la ley, los demócratas del Senado podrán contar con el respaldo de republicanos como John McCain y hasta del propio Bush, quien aboga desde hace más de dos años por la creación de un programa temporal que regularice a los trabajadores extranjeros.

Como prioridades inmediatas, los demócratas de la Cámara fijaron su agenda para las primeras 100 horas de legislatura, centrándose en temas domésticos y sociales, como el aumento del salario mínimo o la reducción de las tasas de interés sobre los préstamos para estudiantes.

La comunidad hispana, minoría más importante del país con más de 43 millones de personas, tendrá más peso en esta legislatura, en la que dispondrá de 26 representantes (+1) y tres senadores.

Los latinos asumen además puestos importantes: el demócrata de California Xavier Becerra será el adjunto de Pelosi, el tejano Silvestre Reyes presidirá la importante Comisión de Inteligencia y la neoyorquina Nydia Velázquez encabezará el Comité de Pequeñas Empresas.

también te puede interesar