Internacionales

42 días injustamente detenido, corresponsal de TeleSUR recibe 2007 en cárcel colombiana

Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSUR en Colombia, detenido el pasado 19 de noviembre en Bogotá por elementos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), bajo los supuestos delitos de rebelión y terrorismo, es uno de los 134 periodistas que para el 1º de diciembre se encontraba preso en todo el mundo, según la estadística del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York

Fredy Muñoz Altamiranda
Desde el momento de la detención del periodista Fredy Muñoz Altamiranda, el Personero Distrital de Barranquilla solicitó a la Fiscalía aclarar todas las "irregularidades" en el caso | Telesur

Redacción Central |

Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSUR en Colombia, detenido el pasado 19 de noviembre en Bogotá por elementos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), bajo los supuestos delitos de rebelión y terrorismo, es uno de los 134 periodistas que para el 1º de diciembre se encontraba preso en todo el mundo, según la estadística del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York

Luego de 42 días detenido, Muñoz Altamiranda despide la noche vieja en la cárcel Distrital El Bosque, ubicada en el barrio del mismo nombre, en el casco urbano de la ciudad de Barraquilla, tras permanecer 32 días en los calabozos del DAS, en la misma ciudad.

Inicialmente, tres testigos, todos supuestamente ex guerrilleros de las FARC y quienes comparten la característica de purgar condenas, vivir en unidades militares o bien en instalaciones regionales del DAS, el servicio de inteligencia presidencial, son los elementos de “peso” con que cuenta la Fiscalía encargada del caso de Fredy Muñoz Altamiranda.

Sus testimonios dan cuenta de actos terroristas cometidos por “Jorge Eliécer” en 2001 y 2002.

“Jorge Eliécer” es el alias que las autoridades colombianas le endilgan a Fredy Muñoz.

Sin embargo, la defensa de Muñoz subraya que los supuestos testigo destacaron que “no les consta personalmente” las actos terroristas que supuestamente habría cometido el periodista.

Según reporta Inter Press Service (IPS), Uno de los testigos, que extrañamente no recuerda si fue capturado en 2000 o 2001, declara que “Jorge Eliécer” puso bombas en 2002, cuando él mismo ya estaba preso.

En 2001, según la hoja de vida que reposa en TeleSUR, Fredy Muñoz Altamiranda realizó un documental sobre la región caribeña de Montes de María, azotada por la guerra, contratado por las Naciones Unidas y la oficina de Pastoral Social de la Arquidiócesis católica de Cartagena de Indias.

En 2002, Muñoz, fue jefe de redacción del semanario Al Día, de Barranquilla, capital industrial del Caribe colombiano. Allí coordinaba también la unidad investigativa del periódico.

El “Jorge Eliécer” pasó ese año varios meses en las montañas en un campamento guerrillero, según el mismo testigo que no recuerda la fecha de su propia detención.

Otro de los testigos asegura que en los primeros meses de 2002, “Jorge Eliécer” sufrió quemaduras en sus brazos, cuello, orejas y cabeza cuando estalló una bomba que se proponía colocar contra una instalación eléctrica.

El “Dictamen médico legal de lesiones no fatales” del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses con sede Barranquilla, reporta el examen físico de la piel de Muñoz y describe las lesiones en la epidermis del periodista, la mayoría “antiguas”.

IPS sometió el texto del dictamen a un antropólogo forense cuya identidad se mantiene en reserva por seguridad. Su lectura coincide con la conclusión de Medicina Legal.

Con base en la descripción forense, ninguna de las cicatrices, manchas o hasta el “proceso dermatológico de acné” que se listan, luego del exámen a Fredy Muñoz, proviene de quemaduras, explicó la fuente. “Son huellas demasiado dispersas y pueden ser hasta de juegos infantiles”.

Las cicatrices descritas por Medicina Legal “pueden haber sido por varicela, picaduras de insecto o lesión por coral” al nadar en el mar Caribe, agregó la fuente, quien es parte de un equipo que ha estudiado el efecto sobre el cuerpo humano de explosiones por minas antipersonal.

Yainer Rodríguez, otro testigo utilizado por la Fiscalía contra Fredy Muñoz Altamiranda, suma contradicciones al proceso, al negarse a continuar declarando contra el periodista, en principio por presiones de la Fiscalía, y seguido , por el desconocimiento que tiene del imputado, (Muñoz). Según información difundida por El Tiempo de Colombia.

“Yo no puedo estar acusando gente que no conozco, yo hablé muy claro con la doctora (Fiscal), que el “Jorge Eliécer” que yo conozco se desertó de la guerrilla y lo mataron las autodefensas en Ñanguma (localidad colombiana)”, atestiguó el 5 de este mes en declaración jurada Rodríguez.

Aún con todo este panorama positivo para el periodista, Muñoz Altamiranda, continúa detenido. Grupos defensores de derechos humanos y libertad de prensa, aumentan su repudio a esta medida, que en reiteradas ocasiones han calificado de “cortina de humo” para “disfrazar” la realidad política colombiana, y un ataque contra la multiestatal TeleSUR.

“Yo no tengo tiempo de ser jefe de milicias, yo sólo tengo tiempo de ser periodista. No me quedaría un minuto para otra cosa en la vida, menos para ser jefe de milicias terroristas en nuestro país. Yo quiero mucho a mi país como para iniciar una acción de esas”, dijo Muñoz telefónicamente citado por Telesur, tras la primera indagatoria el 21 de noviembre.

“(Soy) inocente, inocente, totalmente. Es una confusión, un atentado a los medios, a la libertad de expresión, a la libertad de prensa. No contra mí, contra los periodistas valientes que en este país decimos las cosas como son”, señaló Muñoz quien recibirá el año 2007 detenido, por cumplir con su deber de decir la verdad.

también te puede interesar