Internacionales

Testigo de la fiscalía colombiana se niega a continuar declarando contra corresponsal de TeleSUR

Yainer Rodríguez Vázques, uno de los testigos utilizados por la Inteligencia de la Armada Colombiana para acusar al corresponsal de TeleSUR, Fredy Muñoz Altamiranda, se negó ante la Fiscalia a seguir declarando en el proceso que se le sigue al periodista, ya que según sus palabras no quiere acusar a quien no conoce

Redacción Central |

Yainer Rodríguez Vázques, uno de los testigos utilizados por la Inteligencia de la Armada Colombiana para acusar al corresponsal de TeleSUR, Fredy Muñoz Altamiranda, se negó ante la Fiscalia a seguir declarando en el proceso que se le sigue al periodista, ya que según sus palabras no quiere acusar a quien no conoce

De esta manera surgen nuevos elementos en Colombia que contradicen las acusaciones contra el corresponsal de TeleSUR en Bogotá, Fredy Muñoz Altamiranda, quien fue detenido desde el pasado 19 de noviembre por elementos de la Dirección Administrativa de Seguridad (DAS), por los supuestos delitos de rebelión y terrorismo.

Las pruebas que en su contra posee la Fiscalía se basan en testimonios de testigos, quienes actulamente se encuentran detenidos en el DAS y en el Batallón de Infantería de Marina #2 de la Fuerza Naval de la Costa Atlántica, negociando una reducción de su pena a cambio de información que incrimine a supuestos colaboradores de las FARC, testigos que como en este caso empiezan a cambiar su versión.

Según publica IPS, el testigo Yainer Rodríguez Vázques, señaló ante la Fiscalía y Procuraduría, que fue amenazado por la Inteligencia de la Armada de Colombia, para que rindiera declaraciones contra personas que no conoce, entre ellos Fredy Muñoz. El testigo aseguró no conocer al periodista referido y que el alias que le atribuyen –Jorge Eliécer- corresponde a un guerrillero que fue muerto por las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), años atrás.

La Fiscal especial que conduce en la ciudad de Cartagena el proceso del periodista Fredy Muñoz Altamiranda, fue señalada por Vázques, de haberlo presionado y amenazado para que rindiera testimonio contra el corresponsal de TeleSUR.

Yainer Rodríguez Vázques, condenado a 12 años de prisión, acusado de los delitos de rebelión y terrorismo, dijo a la Fiscal que a ella le consta que él también fue víctima de sus presiones en ese mismo despacho “si no declaraba lo que ella quería, se me amenazaba de extender la pena a 30 o 40 años de prisión”

Al ser interrogado por el Procurador, Rodríguez Vázques señaló que no puede seguir acusando a gente que no conoce y manifestó que ya le había comunicado a la Fiscal que el alias Jorge Eliécer que él conocía desertó de la guerrilla y lo mataron las Autodefensas en Ñanguma.

“Jorge Eliecer”, es el alias con el cual las autoridades vinculan a Fredy Muñoz.

Los testigos reunidos por la Fiscalía señalaron además que el supuesto guerrillero conocido con el nombre de “Jorge Eliecer” , había sido afectado por la explosión accidental de una bomba, que le habría causado graves quemaduras en una de sus extremidades superiores y en una de sus orejas, lesiones que no presenta el periodista –lo que corroboró el exámen médico legal-, pese a lo cual la Fiscalía insiste en señalarlo como ese delincuente.

La acusación de Muñoz Altamiranda fue tramitada por la Fiscalía 5ta, Unidad de Reacción Inmediata (URI-DAS) de Barranquilla, a cargo del Fiscal Manuel Hernando Molano Rojas. Posteriormente, el expediente fue pasado sucesivamente a la Fiscalía 3ra de Barranquilla y a la Fiscalía Tercera Especializada de Cartagena, jurisdicción donde se desarrollaron los supuestos hechos delictivos.

Este nuevo elemento que contradice la acusación de más peso por parte de la Fiscalía, se suma a las reiteradas denuncias hechas por organismos defensores de derechos humanos y defensores de la libertad de expresión quienes interpretan esta detención como un montaje que pretende criminalizar al canal multiestatal latinoamericano Telesur y el trabajo de la corresponsalía en Bogotá, fundamentado en el rigor y la veracidad periodística y en descubrir al público latinoamericano la verdadera realidad de Colombia.

Fredy Muñoz Altamiranda es un joven periodista colombiano, que acaba de cumplir sus 36 años en prisión, desde septiembre de 2005 se desempeña como corresponsal de TeleSUR en Colombia, corolario de una carrera profesional de doce años. La acusación en su contra se enmarca dentro de la retahíla de ataques que se han producido contra TeleSUR, desde antes de su lanzamiento y se contextualiza en la profunda crisis institucional por la que atraviesa el gobierno en Colombia, a raíz de las denuncias de la penetración narco-paramilitar en el Estado colombiano, incluyendo los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Colombia vive una crisis institucional. Cincuenta dirigentes políticos del oficialismo colombiano acaban de admitir haber suscrito un documento en respaldo a una propuesta de los líderes paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Una decena de parlamentarios ha sido acusado por la Suprema Corte de Justicia de delitos cometidos, incluso el genocidio- en alianza con los paramilitares, entre ellos apoyar, financiar, pertenecer o cooperar con estos grupos.

Durante el primer gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-06) fueron asesinados 18 periodistas; siete de octubre de 2002 a octubre de 2003; cinco a octubre de 2004; dos a octubre de 2005 y tres a octubre de 2006. Muchos periodistas colombianos han optado por el exilio como única forma de preservar sus vidas ante las amenazas de muerte, como en los recientes casos de Fernando Garavito y Daniel Coronell. Casi una treintena de periodistas está bajo la protección del DAS para que puedan cumplir con sus labores, muchos fueron asesinados. ¿Se podría hablar entonces de libertad de expresión?.

también te puede interesar