Internacionales

Gobierno de Somalia canta victoria y Etiopía se ofrece a quedarse un tiempo

Mogadiscio – El primer ministro somalí, Ali Mohamed Gedi, afirmó el viernes que la mayoría de las fuerzas islamistas han sido destruidas, poco después de entrar en Mogadiscio bajo fuerte escolta etíope

Soldados del gobierno somalí en Mogadiscio
Soldados del gobierno somalí en Mogadiscio, el 29 de diciembre de 2006. El primer ministro somalí, Ali Mohamed Gedi, afirmó que la mayoría de las fuerzas islamistas han sido destruidas, poco después de entrar en la capital bajo fuerte escolta etíope. | AFP

Redacción Central |

Mogadiscio – El primer ministro somalí, Ali Mohamed Gedi, afirmó el viernes que la mayoría de las fuerzas islamistas han sido destruidas, poco después de entrar en Mogadiscio bajo fuerte escolta etíope

El ejército etíope “se quedará” en Somalia “todo el tiempo que lo necesiten” las autoridades de transición somalíes, anunció durante una conferencia de prensa.

Las fuerzas armadas etíopes han prestado una valiosa ayuda al gobierno somalí para expulsar a los combatientes de los tribunales islámicos de la capital y de la mayoría de las regiones que controlaban desde hacía meses.

“La mayoría de las (fuerzas) islamistas han sido destruidas por nuestras fuerzas. Los tribunales islámicos ya no existen”, declaró.

Tras dar las gracias al “gobierno y el pueblo de Etiopía (…)”, Gedi aseguró que “esta victoria se obtuvo por los dos países y sus dos gobiernos”.

“Esta victoria (…) abre el camino a un nuevo futuro para nosotros con el fin de impedir intentos de terrorismo (en Somalia) y repeler la expansión del terrorismo en toda Africa”, afirmó.

Tropas gubernamentales somalíes, apoyadas por militares etíopes, entraron el jueves en Mogadiscio, de donde desertaron los milicianos islamistas que controlaban la ciudad desde junio de 2006.

El convoy de Gedi entró el viernes en el sur de Mogadiscio, comprobó un periodista de la AFP, mientras en el norte de la capital comenzaban a dispersarse miles de personas que habían participado en manifestaciones de protesta contra lo que consideran una injerencia etíope en un conflicto interno.

En las calles reinaba un moderado ambiente de júbilo al paso de la delegación gubernamental, acompañada por cientos de soldados etíopes.

La caravana pasó junto a edificios en ruinas, frente a los cuales los habitantes formaban con sus manos la “V” de la victoria y enarbolaban banderas somalíes mientras los niños bailaban y cantaban.

“Me siento bien, no estoy preocupado”, declaró a la AFP Gedi, visiblemente relajado.

La entrada de Gedi en la capital es muy simbólica en este país del Cuerno de Africa donde estalló una guerra civil en 1991. Desde esa fecha, Mogadiscio quedó en manos de los señores de la guerra que contaban con el apoyo estadounidense pero que fueron expulsados por los tribunales islámicos.

Según algunos habitantes, varios de estos señores de la guerra entraron el viernes en Mogadiscio.

Dos de ellos, Mohamed Qanyare Afrah, quien controlaba una parte del sur de la capital, y Abdi Nure Siad, quien reinaba sobre la zona este, fueron vistos en la capital.

“Robaron y castigaron a todo el mundo. No podemos decir que quienes traen de vuelta a los señores de la guerra sean nuestros congéneres; son nuestros enemigos”, estimó Halimo Ado Kasim, de 45 años.

“Nunca pensé que regresarían a Mogadiscio. Y hoy algunos de ellos regresaron a la capital (…) El gobierno y los etíopes que lo apoyan pretenden chupar la sangre de los somalíes en la capital”, acusó un dignatario religioso de la capital, jeque Jama Bashir Rage.

Las instituciones del gobierno de transición somalí, instauradas en 2004 en Nairobi, estaban instaladas en Baidoa, a 250 km al noroeste de Mogadiscio.

Los Tribunales Islámicos subrayaron que “no se rendirán jamás ante los etíopes ni el gobierno” somalí y anunciaron que lanzarán operaciones de guerrilla en el país africano, dijo el viernes a la AFP un alto comandante islamista contactado por teléfono en Kismayo (sur de Somalia).

“Les aseguro que las fuerzas islamistas están en todo el país y que verán operar nuestras fuerzas de aquí a unos días. Vamos a golpear y luego a huir”, explicó el jeque Mohamed Ibrahim Bilal.

Mientras, el viernes por la mañana los aviones etíopes sobrevolaron el puerto de Kismayo, a 500 km al sur de la capital, último bastión donde intentaban reagruparse las milicias de los Tribunales Islámicos.

La ONU por su parte anunció que reanudará este fin de semana sus vuelos humanitarios a Somalia.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!