Internacionales

¿Quiénes son y cómo mueren?

Joven, blanco y muerto por una bomba artesanal en la provincia rebelde de Anbar o en Bagdad: este el retrato robot de los soldados estadounidenses fallecidos en Irak cuando las pérdidas norteamericanas en el país superan las 2.973 víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001

Evacuación de un soldado
Imagen de la evacuación de un soldado de EEUU herido el 29 de noviembre de 2004 en la ciudad iraquí de Ramadi, 100 km al oeste de Bagdad. | AFP

Redacción Central |

Joven, blanco y muerto por una bomba artesanal en la provincia rebelde de Anbar o en Bagdad: este el retrato robot de los soldados estadounidenses fallecidos en Irak cuando las pérdidas norteamericanas en el país superan las 2.973 víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001

Hasta ahora, 2.975 militares y personal asimilado estadounidenses han muerto en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003. Alrededor de un 80% fue víctima del enemigo, según indicó el Pentágono en un informe del 2 de diciembre que contabilizó entonces 2.888 muertos

¿Quiénes son?

El ejército estadounidense es joven, lo que se refleja en las bajas sufridas: un 30% de los fallecidos tenía menos de 22 años. Los menores de 25 años suponen el 53% de los muertos, mientras que los mayores de 30 años son sólo el 22%.

Pese a los estereotipos, las minorías étnicas suponen un escaso porcentaje de los fallecidos en Irak. El 74% de los soldados muertos eran blancos, seguidos de hispanos (11%), que suponen un 13% de la población estadounidense, y negros (9,6%), tres puntos porcentuales menos que su proporción en el país.

Y, abrumadoramente, eran hombres. Sólo el 2% eran mujeres. La cifra de mujeres muertas, 60, es sin embargo significativa, pues éstas no forman parte de las unidades de combate, como la infantería, las blindadas o la artillería. No obstante, en ocasiones acompañan a la infantería en operaciones si se las necesita para buscar mujeres iraquíes.

Las mujeres soldado fueron víctimas de ataques contra convoys o puestos de control, donde sólo ellas pueden cachear a las mujeres iraquíes.

El 6 de diciembre, la comandante Megan McCLung se convirtió en la mujer soldado de mayor graduación muerta en Irak, al fallecer en la explosión de un IED en la provincia de Al Anbar

¿Cómo mueren?

Los temidos “IED”, artefactos explosivos improvisados, representan la primera causa de mortalidad. El 44% de los soldados estadounidenses muertos por el enemigo han sido víctimas de estas bombas artesanales, generalmente fabricadas a partir de un obús de artillería y activadas a distancia o por presión. Los disparos de armas de fuego -incluidos de los temibles francotiradores cada vez más frecuentes desde 2006- figuran en segunda posición, con menos de un quinto de los decesos.

La gran mayoría de las 568 bajas “fuera de operaciones” se debieron a accidentes (65%), en particular de helicópteros, pero también se cuentan 93 suicidios (16%).

Unos 22.057 soldados resultaron heridos en combate. El ejército carece de estadísticas sobre el número de heridos graves en el plano físico (mutilaciones) o mental (problemas psiquiátricos).

La mayoría de militares muertos servían en el ejército (1.961, un 68%), mientras que un 29% vestía el uniforme del cuerpo de marines, que aunque aporta menos del 15% de los efectivos estadounidenses en Irak se concentra en la provincia rebelde de Al Anbar (oeste), foco de insurrección sunita que alberga las ciudades de Faluya y Ramadi. Esta provincia es la más mortífera para el ejército estadounidense. En ella han perecido 1.066 soldados (más del 35%), según la página de Internet icasualties.org.

La capital iraquí se sitúa justo detrás, con 764 muertes (26%). Después, las cifras disminuyen sensiblemente, a causa de una menor presencia de tropas y una situación más tranquila: 292 en la provincia de Salahaddin, cuna de Saddam Hussein, y 193 en Nínive, donde está ubicada Mosul. Tan sólo en dos de las 18 provincias iraquíes, Dohuk y Sulaimaniyeh, en el Kurdistán iraquí, no ha caído ningún soldado estadounidense.

El mes más letal para las tropas norteamericanas fue noviembre de 2004, con 137 muertos, que coincide con el asalto al bastión rebelde de Faluya. En abril de 2004 murieron sólo dos militares menos. La mayoría de las muertes tuvo lugar en un primer asalto abortado de la ciudad y en combates con el Ejército del Mahdi, la milicia del jefe radical chiita Muqtada Al Sadr. El mes menos sangriento fue marzo de 2006, con 31 muertes.

también te puede interesar