Internacionales

Etiopía canta victoria en Somalia, donde los islamistas abandonan posiciones

Mogadiscio Etiopía, que respalda a las fuerzas leales al gobierno en Somalia, afirmó el martes haber derrotado a los milicianos islamistas tras su retirada de algunas posiciones

Guerra entre Etiopía y Somalia
Soldados de los tribunales islámicos de Somalia en el aeropuerto de Mogadiscio, el 25 de diciembre de 2006, luego que el ejército etíope bombardeara los aeropuertos somalíes. Tras los violentos ataques de Etiopía en los últimos días, las fuerzas de los tribunales islámicos de Somalia se retiraron el 26 de diciembre de varias posiciones en el sur y centro del país. | AFP

Redacción Central |

Mogadiscio Etiopía, que respalda a las fuerzas leales al gobierno en Somalia, afirmó el martes haber derrotado a los milicianos islamistas tras su retirada de algunas posiciones

Los encarnizados combates entre uno y otro bando han suscitado preocupación en Africa y en el mundo y han llevado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a convocar para el martes una reunión durante la cual se examinará la escalada de un conflicto que amenaza con propagarse a todo el Cuerno de Africa.

El primer ministro etíope, Meles Zenawi, aseguró durante una conferencia de prensa en Addís Abeba que sus tropas, junto con las del gobierno de transición somalí, ocasionaron “más de 1.000 muertos y 3.000 heridos” a los islamistas. Han quedado “fuera de juego”, agregó.

“Nuestras fuerzas y las suyas (del gobierno federal de transición somalí) rompieron las líneas de las fuerzas terroristas internacionales alrededor de Baidora y ahora éstas se baten en retirada completamente”, añadió.

Según varios habitantes y cabecillas islamistas, los milicianos abandonaron las posiciones que ocupaban en las inmediaciones de Baidoa, sede de las instituciones de transición somalíes, a 250 km al noroeste de Mogadiscio, adonde se habían propuesto llegar las fuerzas islámicas.

El jefe supremo del consejo islámico somalí, jeque Sharif Sheik Ahmed, alegó que se había realizado “un cambio táctico militar” y dijo estar dispuesto a “librar una guerra de larga duración contra Etiopía”.

Los islamistas también se retiraron de Dinsoor (a 120 km al suroeste de Baidoa) y de Burhakaba (a 60 km al sureste de Baidoa).

Este repliegue se produce un día después de que la aviación etíope bombardease el aeropuerto de Mogadiscio, en manos de los islamistas, que reinan desde junio en la capital somalí.

“El enemigo comenzó a utilizar la aviación. Como no tenemos armamento pesado frente a este ataque a gran escala de las fuerzas (de) Meles Zenawi, hemos decidido cambiar nuestras tácticas”, anunció el jeque.

El primer ministro etíope reconoció haber enviado entre 3.000 y 4.000 hombres al país vecino y su gobierno afirma haber arrebatado seis localidades a los islamistas.

Por su parte, el gobierno de transición somalí se declaró dispuesto a conceder una “amnistía total” a los combatientes islamistas, a quienes urgió a deponer las armas.

Desde la pasada semana Somalia es escenario de fuertes combates entre los islamistas y las fuerzas leales al gobierno de transición del país, en guerra civil desde 1991.

Las instituciones de transición somalíes, puestas en marcha en 2004, han confesado en más de una ocasión su incapacidad de restablecer el orden en el país frente al aumento de la influencia de los islamistas desde 2006.

Por su parte, Etiopía, con el visto bueno de Estados Unidos, denuncia este avance islamista y se declara en legítima defensa ante lo que considera un conflicto que puede desestabilizar a toda la región.

Frente a este peligro, el jefe de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), Ekmeledin Isanoglu, exigió la retirada inmediata de las tropas etíopes y anunció el próximo envío de una misión a Somalia y a sus países vecinos.

El martes, Estados Unidos defendió los ataques etíopes, pero llamó al gobierno de Etiopía a ser comedido en su intervención.

Aparte de la reunión del Consejo de Seguridad de ONU, la Unión Africana convocó para el miércoles una “reunión” con la Liga Arabe y la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, que agrupa a siete países de Africa del Este) en Addís Abeba.

Por último, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, advirtió de un posible éxodo masivo de la población civil.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!