Internacionales

Etiopía agrava el conflicto en Somalia al bombardear dos aeropuertos

Mogadiscio – Etiopía bombardeó el lunes dos aeropuertos en Somalia, entre ellos el de la capital, Mogadiscio, bastión de las milicias islamistas en lucha contra el gobierno de transición, en una escalada de los enfrentamientos que podría prender fuego a todo el Cuerno de Africa

Guerra entre Etiopía y Somalia
Un combatiente de los tribunales islámicos yace muerto el 24 de diciembre de 2006 en las afueras de Idale, Somalia, una localidad a unos 60 kilometros al sur de la sede de gobierno, Baidoa. | AFP

Redacción Central |

Mogadiscio – Etiopía bombardeó el lunes dos aeropuertos en Somalia, entre ellos el de la capital, Mogadiscio, bastión de las milicias islamistas en lucha contra el gobierno de transición, en una escalada de los enfrentamientos que podría prender fuego a todo el Cuerno de Africa

Adís Abeba justificó el bombardeo del aeropuerto de Mogadiscio para “impedir los vuelos no autorizados” por el gobierno de transición y advirtió de que utilizará “todos los medios” militares para eliminar a los islamistas somalíes.

“Vi al avión lanzar una bomba sobre la pista, todo el mundo quedó conmocionado cuando se escuchó la explosión”, declaró a la AFP Mahad Alasaow, un empleado del aeropuerto. Una mujer resultó herida en el bombardeo, según responsables somalíes.

La aviación etíope también bombardeó el aeropuerto de Belidogle, unos 90 km al sudoeste de Mogadiscio, que supuestamente servía para el aprovisionamiento de los islamistas, según habitantes de la zona y responsables del aeropuerto.

Al mismo tiempo, el gobierno de transición somalí anunció el cierre de las fronteras aérea y marítima del país “por razones de seguridad”, después de la celebración de una reunión del gabinete en la ciudad de Baidoa (250 km al noroeste de Mogadiscio).

Frente a esta escalada de los enfrentamientos, la Unión Africana (UA) anunció este lunes su intención de organizar el próximo miércoles en Adís Abeba una “reunión de concertación” sobre la situación en Somalia, junto con la Liga Arabe y la Autoridad Intergubernamental del Desarrollo (IGAD), que agrupa a siete países de Africa Oriental.

“Lo que nos temíamos mucho está pasando actualmente”, lamentó el comisario de paz y seguridad de la UA, Said Djinnit, un día después de que Etiopía reconociera oficialmente su implicación en los combates que se desataron hace una semana en Somalia.

En declaraciones a la AFP, el jeque somalí Mohamed Ibrahim Bilal pidió a “la comunidad internacional” que actúe “rápidamente” contra los ataques etíopes en este país en guerra civil desde 1991.

Por otra parte, responsables gubernamentales dijeron haber tomado el control de Beledweyne, ciudad a 30 kilómetros de la frontera con Etiopía y a 300 al norte de Mogadiscio que hasta ahora estaba bajo control islamista.

“Nuestras fuerzas han dado caza a los terroristas”, indicó a la AFP Yusuf Dabo Geed, un responsable gubernamental.

Un corresponsal de la AFP en esta localidad vio entrar en la ciudad el lunes a primera hora a un convoy de militares etíopes.

Los islamistas, que controlan la mayoría del centro y el sur del país, han pedido a la población que se aleje de los potenciales objetivos de un bombardeo, mientras que diversos testigos describen el éxodo de miles de civiles aterrorizados.

Por su parte, el Programa Alimentario Mundial de Naciones Unidas, que gestiona operaciones de ayuda para las víctimas de las inundaciones, exhortó a “todas las partes a permitir que continúen las operaciones humanitarias”.

Las fuerzas gubernamentales somalíes, apoyadas por Etiopía, y los combatientes de los tribunales islámicos pelean desde el 20 de diciembre en varios frentes, en particular cerca de Baidoa (250 km al noroeste de Mogadiscio), sede de las frágiles instituciones de transición somalíes y blanco de los islamistas.

también te puede interesar