Internacionales

Correa invoca apoyo popular para enfrentar “acto hostil” de Colombia

Quito – El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, dejó en manos del gobierno colombiano la solución a la crisis diplomática por las fumigaciones antidrogas en la frontera e invocó el apoyo popular para enfrentar el que llamó un “acto hostil”, según declaraciones divulgadas este lunes

Redacción Central |

Quito – El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, dejó en manos del gobierno colombiano la solución a la crisis diplomática por las fumigaciones antidrogas en la frontera e invocó el apoyo popular para enfrentar el que llamó un “acto hostil”, según declaraciones divulgadas este lunes

Correa, quien asumirá el cargo el 15 de enero, culpó al gobierno de Alvaro Uribe de haber iniciado la controversia y dijo que por ello “la solución está en sus manos”.

Este “es un asunto que requiere el apoyo de todos los ecuatorianos. Aquí no estamos hablando del presidente Alfredo Palacio ni de un gobierno u otro, estamos hablando de Ecuador frente a un acto hostil de Colombia”, indicó Correa según declaraciones divulgados por la prensa del puerto de Guayaquil.

El pasado jueves, mientras visitaba Caracas, el mandatario electo canceló una visita a Bogotá en rechazo a las aspersiones con el herbicida glifosato, que las autoridades de Quito alegan perjudiciales para el ecosistema y la salud humana.

El fin de semana Correa insistió en su negativa a reunirse con Uribe hasta tanto no suspenda las fumigaciones que reanudó el 11 de diciembre, aduciendo un incremento de los cultivos cocaleros en una franja fronteriza de 10 km.

El gobierno de Palacio acusó a Uribe de haber roto unilateralmente el acuerdo por el cual se mantenía suspendida desde hace un año la erradicación aérea y, en represalia, llamó a consultas a su embajador en Bogotá el 15 de diciembre.

Colombia, entretanto, condicionó su asistencia a la posesión de Correa a la normalización de las relaciones diplomáticas, afectadas desde antes por el intercambio de acusaciones sobre la seguridad fronteriza.

El viernes Correa, un economista de izquierda de 43 años, anunció que impulsará una demanda para que Colombia sea sancionada económicamente por lo que ha llamado “un abuso entre hermanos”.

Desde Bogotá el ministro colombiano de Interior y Justicia, Carlos Holguín, sostuvo ese mismo día que las aspersiones con glifosato terminarán “en cinco ó seis días”, y dijo desconocer las acciones que emprenderá Bogotá una vez concluya el operativo.

también te puede interesar