Internacionales

Siete policías mueren en un nuevo ataque contra fuerzas del orden en Irak

Bagdad – Siete policías iraquíes murieron y una treintena resultaron heridos el domingo en un nuevo atentado en Irak, donde el Gobierno se prepara para poner en práctica un nuevo plan de seguridad en Bagdad que trate de detener la violencia

Irak
Dos jóvenes iraquíes caminan delante de un tanque estadounidense en el sureste de Bagdad el 24 de diciembre de 2006. En esta jornada siete policías murieron en enfrentamientos contra los rebeldes. | AFP

Redacción Central |

Bagdad – Siete policías iraquíes murieron y una treintena resultaron heridos el domingo en un nuevo atentado en Irak, donde el Gobierno se prepara para poner en práctica un nuevo plan de seguridad en Bagdad que trate de detener la violencia

Un hombre con un cinturón de explosivos y vestido con uniforme de la Policía se introdujo en una comisaría de la ciudad de Al Muqdadiyah, a 100 kilómetros al norte de Bagdad, informaron fuentes policiales locales.

El kamikaze se hizo explotar cuando los policías se reunían en el patio, matando a siete de ellos e hiriendo a una treintena.

Cerca de 12.000 policías iraquíes han perdido la vida desde la caída del régimen de Saddam Hussein en 2003 en atentados y ataques de todo tipo, protagonizados principalmente por insurgentes sunitas, anunció este domingo el ministro iraquí de Interior, Jawad al Bolani.

La policía iraquí, chiita en su gran mayoría, cuenta actualmente con 188.000 hombres.

Al Bolani confirmó que Bagdad contará, probablemente desde principios de 2007, con un nuevo “plan de seguridad”.

Este plan, el tercero en dos años, se basa en una mayor autonomía de las unidades iraquíes sobre el terreno para que tengan “mayor margen de maniobra para poder actuar”, dijo.

El ministro iraquí también acusó a una “potencia regional” de estar tras la ola de raptos colectivos perpetrados en las últimas semanas en la capital iraquí.

“Hemos recopilado ciertas informaciones que revelaremos próximamente a la opinión pública. Los autores de estos secuestros serán pronto llevados ante la justicia”, aseguró Al Bolani sin citar a ningún país en concreto.

Unas 40 personas fueron secuestradas el 17 de diciembre en un rapto colectivo en los locales de la Media Luna Roja de Bagdad y 13 de ellas siguen desaparecidas, indicó el secretario general de esta organización, Mazen Abdalá.

Además, cinco soldados estadounidenses murieron en diferentes incidentes violentos en Bagdad y un sexto falleció en la provincia de Diyala (noreste), anunció el domingo el ejército de Estados Unidos.

Al menos 83 soldados estadounidenses han muerto en Irak desde que comenzó el mes de diciembre.

Como sucede a diario, explosiones de origen indeterminado -entre ellas disparos de mortero- y tiros de armas automáticas sonaron a intervalos regulares durante todo el domingo en Bagdad.

En la provincia de Diyala, un soldado iraquí murió y otros 16 resultaron heridos por la explosión de un doble coche bomba.

En Samawa (270 kilómetros al sureste de Bagdad), continuaron por tercer día consecutivo los enfrentamientos entre policías y milicianos chiitas, en los que el domingo murieron tres personas, entre ellas un policía.

Además, dos funcionarios de policía fueron arrestados por su presunta participación en el asesinato de 14 peregrinos chiitas paquistaníes el pasado septiembre cerca de Kerbala, al sur de Bagdad.

Según la policía, ambos hombres “confesaron su responsabilidad” en este asesinato, que había sido reivindicado por el grupo insurgente sunita Ansar al-Sunna.

también te puede interesar