Internacionales

Lula reclama solución definitiva a la crisis aérea en Brasil

Brasilia – El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, reclamó el jueves a las autoridades de la aviación civil, de la Fuerza Aérea y a la administración de los aeropuertos, una solución definitiva a la crisis que dejó varados a miles de pasajeros en todo el país

Redacción Central |

Brasilia – El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, reclamó el jueves a las autoridades de la aviación civil, de la Fuerza Aérea y a la administración de los aeropuertos, una solución definitiva a la crisis que dejó varados a miles de pasajeros en todo el país

“La decisión es resolver definitivamente ese problema. Ya no es más problemas de los controladores que están trabajando correctamente. Ahora hay un problema que precisa ser explicado a la población”, afirmó el presidente en una improvisada conferencia de prensa.

Añadió que “no es posible que el pasajero pase tres, cuatro horas en el aeropuerto y nadie comunique por qué el avión está atrasado. No podemos dejar a las personas cuatro, cinco, seis horas en el aeropuerto sin cuidar de ellas”.

Recordó que la orden ya había sido comunicada a la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) “porque ella tiene la responsabilidad de ocuparse de este problema”.

“Tanto Anac, como Infraero (administradora de aeropuertos), y la Fuerza Aérea deben tratar de cuidar del pasajero con el máximo de respeto. Cada empresa que tuviera un problema precisa comunicarlo al pasajero. Eso (el caos en los aeropuertos), no pude continuar”, subrayó el presidente.

El presidente de la Anac, Milton Zuanazzi, después de reunirse con Lula declaró en rueda de prensa que “explicamos al presidente que ninguna decisión dejó de ser tomada. Si (la causa del caos) fuera un problema en el tráfico aéreo, vamos a decirlo, si no fuera, vamos a detallar el motivo”, aseguró.

Los aeropuertos de Rio de Janeiro, Sao Paulo, Brasilia, Salvador y Porto Alegre estuvieron durante la jornada colmados de furiosos pasajeros que debieron aguardar hasta 12 horas la salida de sus vuelos.

Entre la noche del miércoles y las últimas horas de este jueves, el 35% de los vuelos presentaban atrasos, algunos de varias horas, dijo la Anac.

Zuanazzi adujo que el problema, enésima crisis en los aeropuertos en los últimos dos meses, obedeció a las fuertes lluvias que cayeron en el sudeste del país, principalmente en Sao Paulo, y a la salida de servicio de seis aeronaves de la compañía Tam, la principal del país, que se encuentran en mantenimiento.

En algunos aeropuertos, como en el internacional de Rio de Janeiro, la policía debió intervenir para evitar incidentes con furiosos pasajeros que protestaban por las demoras.

En los últimos dos meses, el sistema aeronáutico entró en crisis por protestas de los controladores aéreos tras un accidente en la Amazonia que el 29 de setiembre mató a 154 personas en la mayor tragedia de la aviación brasileña.

Desde ese accidente, los controladores han reclamado tener mejores condiciones de trabajo y dejar de estar subordinados a la Fuerza Aérea. Como medida de fuerza pasaron a restringir a 14 la cantidad de vuelos vigilados por cada controlador. Hasta entonces, cada operador estaba a cargo de 18 vuelos.

Una comisión de la Cámara de Diputadas fue instalada para investigar la crisis y su presidente, Carlos William, pidió este jueves la renuncia del ministro de Defensa, Waldir Pires, y del jefe de la Fuerza Aérea Brasileña, brigadier, Luiz Carlos Bueno.

“Faltó todo. Falto un mejor planeamiento, capacidad de gerenciamiento”, dijo Pires.

también te puede interesar