Internacionales

Corresponsal de TeleSUR en Colombia cumple un mes detenido

Familiares, amigos y colegas del corresponsal de TeleSUR en Colombia Fredy Muñoz, consideran que el caso del periodista pone en evidencia la inestabilidad que existe en la justicia colombiana

Redacción Central |

Familiares, amigos y colegas del corresponsal de TeleSUR en Colombia Fredy Muñoz, consideran que el caso del periodista pone en evidencia la inestabilidad que existe en la justicia colombiana

Un mes detenido cumple este martes el corresponsal de TeleSUR en Colombia Fredy Muñoz Altamiranda, a quien las autoridades colombianas acusan de estar presuntamente vinculado a los delitos de rebelión y terrorismo.

El comunicador fue privado de su libertad el 19 de noviembre cuando llegaba a Colombia proveniente de Venezuela donde realizó un curso de formación en las oficinas del canal latinoamericano TeleSUR.

Los últimos días han estado rodeados de incertidumbre ante la no concreción del traslado de Muñoz a la cárcel distrital de El Bosque.

Autoridades del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) informaron al también corresponsal de TeleSUR en Colombia Vladimir Carrillo, que están a la espera de un oficio de la Fiscalía de Cartagena en el que se ordena el traslado de Muñoz.

Según reporte de Vladimir Carrillo, el mencionado oficio no ha sido enviado vía fax por la Fiscalía Tercera Especializada por la existencia de fallas eléctricas.

Tres presuntos desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) informantes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) colombiano, acusan a Fredy Muñoz de ser un “explosivista” que según sus testimonios resultó herido en un atentado.

El sistema judicial, sin valorar el examen médico legal que le fue practicado en busca de cicatrices, dictó medidas de seguridad contra el periodista.

Familiares, colegas, amigos y abogados defensores de Fredy Muñoz denuncian que este caso demuestra la inestabilidad que existe en la justicia colombiana.

Organizaciones sociales, civiles y de derechos humanos han solicitado la libertad para el corresponsal de TeleSUR y han definido su retención como un atentado a la libertad de prensa.

El periodista colombiano Oscar Collazo, denunció que desde las altas esferas del gobierno colombiano se agrede a la prensa libre.

“Personas muy cercanas al presidente, uno de sus consejeros cada vez que desde la opinión, desde los editoriales o desde la información se critica al gobierno sale a condenar y prácticamente a inculpar a los periodistas de ser auxiliadores de la oposición, de estar haciéndole el juego a la guerrilla”, advirtió el profesional de la comunicación.

Fredy Muñoz: periodista con sentir social

Durante sus 12 años de carrera , Muñoz Altamiranda ha realizado destacados trabajos comunitarios en los sectores más pobres de la sociedad colombiana que recuerda al reconocido periodista por su solidaridad con las personas más necesitadas.

“Ese muchacho es una magnífica persona, aquí pasábamos todos los días con él jugando y haciendo aseo. El día que escuché la noticia sobre su detención me impresioné porque a Frredy nunca lo he visto en esos problemas”, aseguró Juan Manuel Blanco residente de La Boquilla (Cartagena).

Numerosos documentales realizados por el periodista fueron destinados a fundaciones y organismos internacionales, entre ellos, Naciones Unidas.

A cargo de la corresponsalía de TeleSUR en Bogotá, Fredy Muñoz también dio cobertura al acontecer de la nación suramericana de manera incansable y consecuente con su visión de un periodismo independiente.

Actuó como puente entre la comunidad y las entidades del estado para conseguir mejores condiciones en salud, saneamiento básico, trabajo y educación.

Las calles de Villa Gloria muestran la dura realidad de los contrastes en Colombia, Cartagena patrimonio de la humanidad, lugar de veraneo e ricos y famosos, se debate entre la opulencia y la miseria.

“Aquí no hay ninguna clase de oportunidades de empleo porque esto es de la clase necesitada. Allá los empleos son para los grandes gramunales que están en la ciudad (…) aquí lo que se llama la clase media, empleo no tiene. Ni la clase menos favorecida tiene empleo, necesita tener usted que estar dentro de la política para poder acceder a un empleo en esta Cartagena”, denunció el pescador, Irsaías Valiente.

Luego de la noticia de su detención, las mil personas de este rincón de Colombia, recordaron el trabajo de un comunicador que les ayudó a gestionar y hacer valer sus derechos en una sociedad insolidaria y

excluyente.

“Nosotros tenemos la confianza en el (…) sabemos de sus condición humanitaria, sabemos de su condición como persona y todo ese conocimiento que tenemos de el nos da la fortaleza para seguirlo esperando”, manifestó Gloria Sánchez, líder comunitaria de La Boquilla.

Asimismo, la Organización Social Sinergia, confía en la inocencia de nuestro corresponsal.

“No creemos sencillamente, que un periodista de las cualidades de Fredy sea capaz de atentar contra el Estado. Cuando, por el contrario, ha sido forjado por el Estado para ir a los rincones donde el Estado, sin poder llegar, él puede ser un canal para que la inversión social llegue, como lo hemos hecho con nuestros proyectos como lo ha hecho con la prensa”, señaló Armando Ávila, miembros de Sinergia.

también te puede interesar