Internacionales

Alarcón no cree que puedan producirse cambios importantes en la política de EEUU hacia Cuba

La Habana – El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, desestimó hoy que puedan producirse cambios importantes en la política de EEUU hacia Cuba mientras George W. Bush gobierne ese país

Redacción Central |

La Habana – El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, desestimó hoy que puedan producirse cambios importantes en la política de EEUU hacia Cuba mientras George W. Bush gobierne ese país

“No debemos creer que se registrará cambio alguno importante mientras sea presidente Bush y exista el actual equilibrio político en Estados Unidos”, manifestó Alarcón durante una sesión en la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento).

Según la agencia local Prensa Latina, Alarcón respondió a preguntas de los diputados sobre la reciente visita a La Habana de una delegación de diez congresistas estadounidenses para conversar con altos cargos del Gobierno cubano sobre las relaciones bilaterales.

Alarcón consideró que Cuba ocupa un lugar bastante bajo en las prioridades de los políticos de Estados Unidos, debido a que la atención está puesta en problemas como la guerra en Irak.

No obstante, dijo que se podría pensar en una mayoría de votos en el Congreso estadounidense para modificar o eliminar las restricciones a los viajes a la isla, pero sin llegar a los dos tercios necesarios para evitar el veto de Bush.

“Este es un asunto que, independientemente de la situación existente entre las dos naciones, está condenado a ser eliminado porque afecta a mucha gente y viola la propia Constitución estadounidense”, señaló.

Subrayó que el Congreso estadounidense “tiene por delante la realidad de no saber lo que hará en relación a Irak” porque los soldados norteamericanos no pueden ni quedarse ni irse de allí y eso va a “concentrar” la atención del trabajo de esa instancia.

Además, indicó que los congresistas deberán abordar problemas de carácter interno, como los relacionados con la salud, la economía y el empleo, entre otros.

De acuerdo con su percepción, no es previsible que “el bloqueo y la eliminación de las restricciones ocupe un lugar primordial durante el 2007”.

Asimismo, opinó que al acercarse 2008, año de elecciones generales en Estados Unidos, “todo se moverá con vistas a ese acontecimiento, dificultando aún más el tratamiento de otros asuntos”.

también te puede interesar