Internacionales

Robert Gates asume al frente del Pentágono con Irak como prioridad

Washington Robert Gates prestó juramento el lunes como secretario de Defensa y anunció que Irak será el punto prioritario de su agenda porque un fracaso sería una “calamidad” que atormentaría a Estados Unidos por muchos años

Redacción Central |

Washington Robert Gates prestó juramento el lunes como secretario de Defensa y anunció que Irak será el punto prioritario de su agenda porque un fracaso sería una “calamidad” que atormentaría a Estados Unidos por muchos años

“Todos nosotros queremos encontrar la manera de traer a casa a los hijos e hijas de Estados Unidos”, dijo Gates luego de prestar juramento al cargo ante el vicepresidente Dick Cheney durante una ceremonia en el Pentágono.

“Pero el presidente lo ha puesto en claro, simplemente no podemos permitirnos fracasar en el Medio Oriente. El fracaso en Irak en esta coyuntura sería una calamidad que atormentaría a nuestra nación, perjudicaría nuestra credibilidad y pondría en peligro a los estadounidenses en las próximas décadas”, advirtió.

Gates reiteró la intención de viajar a Irak en breve para conocer “llana y claramente” la visión de comandantes estadounidenses sobre la manera de mejorar la situación. La declaración pareció contrastar con las críticas de que su predecesor, Donald H. Rumsfeld, ponía poca atención al consejo de los jefes militares.

El presidente George W. Bush elogió a Gates, de 63 años y ex director de la CIA, como “el hombre adecuado” para atender los desafíos múltiples en Irak y en la guerra mundial contra el terrorismo.

“Somos una nación en guerra”, dijo Bush. “Y confío en nuestro secretario de Defensa para que me proporcione el mejor consejo posible y ayude a dirigir a las fuerzas armadas de nuestra nación mientras enfrentan a los enemigos de la libertad en el mundo”.

Oficialmente, Gates comenzó sus tareas el lunes en la mañana al ser juramentado en una ceremonia privada en la Casa Blanca.

Gates asumió más de un mes después que Bush anunció el cambio de jefe en el Pentágono y manifestó que deseaba una “perspectiva nueva” sobre la guerra en Irak que es muy impopular y costosa. Rumsfeld fue el diseñador principal de la estrategia bélica y todavía defiende la decisión de invadir Irak en marzo del 2003.

“Usted ha pedido mi consejo sincero y honesto en este momento crucial de la historia de nuestra nación, y así lo tendrá”, expresó Gates.

Bush, que realiza una revisión amplia de la situación en Irak, dijo la semana anterior que hasta enero anunciaría su nueva estrategia para primero conocer la opinión de Gates.

Además de los conflictos armados en Irak y Afganistán, Gates enfrenta otros desafíos inmediatos. Uno es la propuesta del Ejército de aumentar su fuerza con decenas de miles de soldados para soportar el desgaste de las dos guerras. Rumsfeld se resistió a incrementar el tamaño del Ejército o de la Infantería de Marina.

En la audiencia de ratificación en el cargo que tuvo lugar el 5 de diciembre en el Senado, Gates asombró a los senadores cuando, a la pregunta de si Estados Unidos estaba ganando la guerra en Irak, respondió “No, señor”.

Gates ingresó a la CIA en 1966 y salió en 1974 para integrarse al Consejo de Seguridad Nacional donde permaneció hasta 1979, cuando regresó a la agencia de espionaje. Ascendió a subdirector en asuntos de inteligencia en 1982.

En 1987 fue nominado para dirigir la CIA en una decisión frustrada cuando fue acusado de saber más de lo que admitía del entonces escándalo por la venta estadounidense de armas a Irán para apoyar con el dinero a los contras en Nicaragua.

Gates se incorporó a la Casa Blanca como asesor asistente en seguridad nacional del presidente Ronald Reagan en 1989 y asumió la dirección de la CIA en 1991. Dejó el servicio público en 1993 y desde agosto del 2002 dirigió la Universidad A&M de Texas.

también te puede interesar