Internacionales

Gobierno y oposición buscan acuerdo para saldar crisis política en Bolivia

La Paz – El Gobierno y la oposición intentaban el domingo reanudar el diálogo para superar la crisis política que atraviesa Bolivia, donde el presidente Evo Morales se ve amenazado por cuatro regiones que proclaman su autonomía e incluso su independencia del centralismo de La Paz

Evo Morales
El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante la inauguración de la II Cumbre Sudamericana en Cochabamba, el 8 de diciembre de 2006. El Gobierno y la oposición intentaban el 10 de diciembre reanudar el diálogo para superar la crisis política que atraviesa Bolivia, donde Morales se ve amenazado por cuatro regiones que proclaman su autonomía e incluso su independencia del centralismo de La Paz. | AFP

Redacción Central |

La Paz – El Gobierno y la oposición intentaban el domingo reanudar el diálogo para superar la crisis política que atraviesa Bolivia, donde el presidente Evo Morales se ve amenazado por cuatro regiones que proclaman su autonomía e incluso su independencia del centralismo de La Paz

Fuentes de la oposición señalaron que el sábado se realizó una reunión preliminar, que debía ser seguida por otras esta semana, en busca de un acuerdo nacional para superar los dos puntos centrales de la crisis: el mecanismo de votación para la aprobación de la nueva Constitución y las autonomías de cuatro regiones del país.

La principal fuerza de oposición en Bolivia, Podemos, liderada por el ex presidente conservador Jorge Quiroga, levantó la noche de este domingo la huelga de hambre de sus parlamentarios y constituyentes que se oponían a las reformas que impulsa el mandatario socialista en la Asamblea Constituyente, sin confirmar si la nueva postura obedece o no a una condición para abrir el diálogo con el Gobierno.

“Corre peligro la unidad de Bolivia. En tal sentido sólo habrá acuerdo cuando se respeten los dos tercios para reformar el texto constitucional”, afirmó Quiroga en una conferencia de prensa en el parlamento boliviano donde sus representantes llevaban adelante la medida.

Quiroga advirtió que “la paz y la unidad de la patria y la democracia dependen de cómo actuemos hoy, sin dilaciones, y sin otro cálculo que el amor incondicional por Bolivia”.

El ex presidente no quiso responder si una medida similar sería asumida por los comités cívicos de los departamentos, también opuestos a Morales, que el viernes anunciaron la creación de la Nación de los Llanos y dieron un ultimátum al Gobierno hasta el 15 de diciembre para encontrar una solución a la crisis con la amenaza de declarar su independencia.

Aunque advirtió que, “producto del autoritarismo, ilegalidad y radicalidad con la que se ha conducido la Asamblea Constituyente, el riesgo de la fragmentación es cada vez más evidente”.

Dijo que su deber como ex presidente de Bolivia, por encima de cualquier otra consideración, es el de convocar a la unidad del país y a su inmediata pacificación.

Samuel Doria Medina, líder opositor y quien mantuvo más de una semana de huelga de hambre, había ratificado que existe un principio de acuerdo con el oficialismo, que flexibilizó su posición en los temas centrales del conflicto.

“Es un avance importante que tiene que ser concretado en aras de la unidad del país”, afirmó.

El líder opositor estimó que el conflicto podría quedar zanjado el lunes, cuando se reanuden las deliberaciones de la Asamblea Constituyente, en la sureña Sucre.

El sistema de voto en la Constituyente marca la actual fractura en Bolivia: mientras el partido oficialista aprobó que las decisiones en esa Asamblea se tomen por mayoría de 50+1%, lo que le permite actuar sin consenso, la oposición lucha para que sea por dos tercios.

Lo que debemos intentar en la negociación es terminar “este año con una democracia fortalecida y no con un estado de sitio que va a mostrar un gobierno débil, utilizando medidas de fuerza porque no sabe dialogar”, puntualizó Doria Medina.

La crisis política se inició con una masiva huelga de hambre hace 22 días luego de que el partido oficialista MAS decidiera un sistema de voto que le permite diseñar una Constitución sin necesidad de recurrir a consensos.

La crisis se agravó con la determinación de gobernadores y dirigentes civiles de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, que integran una suerte de media luna geográfica, que determinaron convocar a cabildos el próximo 15 de diciembre para definir su autonomía y quieren crear una “Nación de los Llanos“.

también te puede interesar