Internacionales

El ex dictador chileno Augusto Pinochet falleció en Chile

Santiago de Chile – El ex dictador chileno Augusto Pinochet falleció este domingo a los 91 años en Santiago, informó el Hospital Militar donde hace una semana fue internado tras sufrir un infarto cardíaco

Augusto Pinochet
General Augusto Pinochet saludando durante el desfile militar que lo homenajaba al retirarse del Ejército de Chile. Pinochet murió el 10 de diciembre de 2006 a los 91 años. | AFP. Archivo

Redacción Central |

Santiago de Chile – El ex dictador chileno Augusto Pinochet falleció este domingo a los 91 años en Santiago, informó el Hospital Militar donde hace una semana fue internado tras sufrir un infarto cardíaco

El anciano general -quien encabezó una cruenta dictadura en Chile entre 1973 y 1990- murió a las 14h15 locales (17H15 GMT), después de una descompensación que obligó a trasladarlo nuevamente a la unidad de cuidados intensivos del recinto castrense, donde fue internado el domingo pasado con un infarto agudo al miocardio y un edema pulmonar.

El doctor Juan Ignacio Vergara, jefe del equipo médico que atendía al ex dictador, leyó un parte médico en que señaló que el general Pinochet “murió a las 14H15 horas. A las 13H30 sufrió una crisis cardiaca múltiple, una recaída brusca e inesperada; se le intentó resucitar. Sufrió una descomposición aguda brusca e inesperada, una falla cardiaca”.

“Estaba rodeado de sus familiares”, agregó el galeno.

En las afueras del Hospital Militar, en un barrio exclusivo de Santiago, decenas de sus partidarios se reunieron e hicieron una espontánea manifestación en apoyo del general fallecido que degeneró en breves desórdenes.

Los simpatizantes del ex dictador atacaron a la prensa y cantaron emocionadamente la Canción Nacional chilena, incluida una estrofa que honra a los soldados y que fue sacada del himno una vez que se restauró la democracia, el 11 de marzo de 1990.

” Está descansando”, señaló compungido el general retirado Luis Cortés Villa, director de la fundación Pinochet, quien indicó que el ex dictador murió acompañado por su familia.

En la Plaza Italia, un céntrico lugar de Santiago, se reunieron los detractores del ex dictador, y mostraron júbilo por su muerte.

El gobierno chileno se aprestaba a entregar una declaración sobre la muerte de Pinochet.

En la última semana, la presidenta Michelle Bachelet se encontraba en medio de una polémica sobre si el general debería recibir funerales de Estado o no.

Ella ya había expresado su opinión, señalando que le violentaría encabezar un funeral por el ex militar, responsabilizado por la muerte y desaparición de más de 3.000 personas.

La propia presidenta fue víctima del régimen de Pinochet, pues fue encarcelada y torturada en 1975 en una de los centros clandestinos de la dictadura.

Pinochet protagonizó un golpe de Estado el 11 de septiembre de 1973 en que derrocó al socialista Salvador Allende, quien ese mismo día se suicidó de un disparo en el Palacio de La Moneda.

Durante 17 años, Pinochet encabezó un régimen de mano dura que llegaría a su fin en 1990, tras un plebiscito en 1988.

En ese plebiscito del 3 de octubre de 1988 más del 53% de los votantes dijo “No” a la posibilidad de la continuidad de la dictadura, lo que frustró su intención de seguir en el poder hasta 1997.

Dos años antes del plebiscito, el 7 de septiembre de 1986 escapó ileso a una emboscada donde murieron cinco de sus guardaespaldas, en un audaz ataque guerrillero del izquierdista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Con el final de su régimen, volvió la democracia a Chile, que ha sido liderada desde entonces por una coalición de centro-izquierda.

Pero su alejamiento del gobierno no le impidió conservar el mando militar, que ocuparía durante los ocho años siguientes, amparado en las leyes que promulgó antes de salir del palacio presidencial de La Moneda.

La derecha, que se ha desmarcado de la dictadura, ha reconocido en el gobierno del ex dictador, que sentó las bases económicas de la prosperidad chilena de hoy.

El ocaso para Pinochet empezó en 1998 cuando viajó a Londres y allí fue arrestado y expuesto a un juicio público.

Desde entonces fue sometido a numerosos juicios por violaciones a los derechos humanos y corrupción. Pero en ninguno de los casos fue condenado, lo que fue siempre repudiado por los grupos de derechos humanos.

también te puede interesar