Internacionales

La situación en Irak es grave y se deteriora, advierte Grupo de Estudios

Washington – La situación en Irakes grave y se deteriora“, advirtió el miércoles una comisión independiente norteamericana, señalando que la mayoría de las tropas podrían retirarse a comienzos de 2008 y reclamando amenazas para forzar al gobierno de Irak a mejorar la seguridad

Soldado del ejército estadounidense
Un soldado del ejército estadounidense de rodillas durante un operativo para capturar insurgentes, en Baquba, noreste de Bagdad. El Grupo de Estudios para Irak presentó el 6 de diciembre un texto en el que recomienda un cambio de estrategia, en momentos que Estados Unidos busca por todos los medios alternativas para mejorar la situación en ese país. | AFP

Redacción Central |

Washington – La situación en Irakes grave y se deteriora“, advirtió el miércoles una comisión independiente norteamericana, señalando que la mayoría de las tropas podrían retirarse a comienzos de 2008 y reclamando amenazas para forzar al gobierno de Irak a mejorar la seguridad

El bipartidario Grupo de Estudios para Irak señaló también que Estados Unidos debe lanzar una “inmediata” ofensiva diplomática que incluya conversaciones con Irán y Siria pero advirtió que no hay garantías de que un cambio de estrategia funcione.

El informe indica que si la situación en Irak sigue empeorando, su gobierno puede colapsar y encender una “catástrofe humanitaria” que provoque la intervención de países vecinos, y que sea usada por Al Qaida como propaganda victoriosa.

El panel de diez miembros encabezado por el ex secretario de Estado James Baker y el veterano legislador Lee Hamilton entregó su largamente esperado informe al presidente George W. Bush, quien dijo que las 79 recomendaciones serían tomadas “muy seriamente” sin por ello garantizar su aplicación.

“La situación en Irak es grave y se deteriora”, advierte el informe, una copia del cual fue obtenida por AFP antes de su difusión pública.

“Si la situación continúa deteriorándose, las consecuencias serán severas”, añade.

El documento también llama a Bush a lanzar un mayor esfuerzo para arbitrar la paz entre Israel y los palestinos.

Este informe es “una severa evaluación sobre la situación en Irak. Es un documento que presenta algunas propuestas realmente muy interesantes y vamos a tomar cada propuesta seriamente y actuar de manera oportuna”, declaró Bush.

La difusión del texto tuvo lugar el mismo día que el principal aliado de Bush, el primer ministro británico Tony Blair, viajaba a Washington, tras admitir que coincidía con la evaluación del nominado a secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, de que las fuerzas de Estados Unidos y sus aliados no estaban ganando la guerra en Irak.

El informe recomienda diálogos “extensos y sustanciales” con Irán y Siria.

Bush ha rechazado dialogar con ambos países, a quienes considera enemigos de Estados Unidos y acusa de intervenir en Irak, fomentando la inestabilidad en Medio Oriente.

Bush también debería abandonar su renuencia a comprometerse directamente en un proceso de paz en Medio Oriente, de acuerdo con el informe.

“Estados Unidos no puede alcanzar sus metas en Medio Oriente a menos que se encargue directamente del conflicto árabe-israelí y la inestabilidad regional”, indica el documento.

El Grupo de Estudios para Irak también propuso una importante reducción de las tropas en Irak.

“Para el primer trimestre de 2008, sujeto a desarrollos inesperados en cuanto a la situación de seguridad en el terreno, todas las brigadas de combate no necesarias como fuerzas de protección deberían salir de Irak”, rezan las recomendaciones del panel.

Una fuerza de reacción rápida de Estados Unidos podría permanecer para luchar contra Al Qaida, y fuerzas norteamericanas podrían actuar insertas en unidades iraquíes, en operaciones especiales y como fuerzas de protección.

El portavoz de la Casa Blanca Tony Snow señaló sin embargo que el informe no incluía fechas precisas para un retiro, una condición ya rechazada por la Casa Blanca.

Bush ha prometido que las tropas norteamericanas permanecerán en Irak hasta que completen su misión.

“Hay una recomendación de que hagamos un aumento en términos de incrementar lo antes posible el número de fuerzas que trabajan insertas” en las fuerzas iraquíes, es decir como entrenadores, dijo Snow.

No quedó claro cuántas de las recomendaciones tomaría el gobierno de Bush, o qué impacto pueden tener las indicaciones del informe en las cada vez más deterioradas condiciones en Irak, donde decenas de miles han muerto en luchas sectarias entre la mayoría chiíta y los antes dominantes sunitas.

también te puede interesar