Internacionales

Más de mil muertos o desaparecidos por el alud de barro en Filipinas

Manila – El alud gigante de barro provocado el jueves por el paso del ciclón Durian en el este de Filipinas provocó más 1.000 muertos o desaparecidos, en una nueva cifra al alza anunciada este lunes por la Oficina de Protección Civil del país

Ciclón Durian
Soldados trasladan el cuerpo de una de las víctimas del alud de barro y restos volcánicos tras el paso del ciclón Durian que cubrió pueblos enteros en Padang, en Legaspi, el 3 de diciembre de 2006. | AFP

Redacción Central |

Manila – El alud gigante de barro provocado el jueves por el paso del ciclón Durian en el este de Filipinas provocó más 1.000 muertos o desaparecidos, en una nueva cifra al alza anunciada este lunes por la Oficina de Protección Civil del país

En este nuevo balance provisional, se confirma el deceso de 425 personas, mientras que a otras 599 se las da por desaparecidas.

Más de un millón de filipinos se han visto afectados por la catástrofe, que asoló a la región oriental del archipiélago, indicó un responsable de protección civil, Glenn Rabonza.

Torrentes de barro y restos volcánicos se arrastraron el pasado jueves por la noche por las laderas del volcán Mayon, 350 kilómetros al sureste de Manila, tras la perturbación del ciclón Durian.

Ante la amplitud de la tragedia, la presidenta de Filipinas, Gloria Arroyo, decretó el domingo el estado de catástrofe nacional y una ayuda de urgencia de mil millones de pesos (20,12 millones de dólares).

“La situación es bastate caótica y las comunicaciones siguen cortadas en la mayoría de zonas afectadas”, declaró un portavoz de la Cruz Roja.

“Cuatro provincias, entre ellas la de Albay, han sido duramente tocadas por el ciclón. Nuestra principal preocupación es el agua potable, la alimentación y las medicinas para tratar a los heridos que llegan en los centros de evacuación”, detalló este portavoz.

Las fuertes precipitaciones causadas por la tormenta se mezclaron con los restos volcánicos sobre los flancos del volcán y desencadenaron una avalancha que sepultó a un gran número de casas.

Se trata de temibles fenómenos frecuentes al principio de la temporada de lluvias o con ciclones tropicales en países de elevado vulcanismo, como Indonesia o Filipinas.

también te puede interesar