Internacionales

Carlos Lage: Fidel Castro se recupera y seguirá conduciéndonos

Te agradecemos, Daniel, que estés hoy con nosotros para celebrar este cumpleaños de todos. Sabemos de tu entrañable relación con Cuba, de tu afecto invariable por Fidel. Nunca renunciaste a su amistad y proclamaste siempre esa especial relación que los une desde los días gloriosos de la Revolución Sandinista. Contigo sentimos aquí al hermano pueblo de Sandino, que derrotó la tiranía y que por sembrar salud, educación, justicia, desató todo el odio y la perfidia del imperio, destacó Carlos Lage

Daniel Ortega, Carlos Lage, Evo Morales y Raul Castro
Daniel Ortega, Carlos Lage, Evo Morales y Raul Castro aplauden en el acto de clausura del Coloquio Internacional Memoria y Futuro, Cuba y Fidel. | AP

Redacción Central |

Te agradecemos, Daniel, que estés hoy con nosotros para celebrar este cumpleaños de todos. Sabemos de tu entrañable relación con Cuba, de tu afecto invariable por Fidel. Nunca renunciaste a su amistad y proclamaste siempre esa especial relación que los une desde los días gloriosos de la Revolución Sandinista. Contigo sentimos aquí al hermano pueblo de Sandino, que derrotó la tiranía y que por sembrar salud, educación, justicia, desató todo el odio y la perfidia del imperio, destacó Carlos Lage

La Habana – El vicepresidente cubano Carlos Lage dijo hoy que el presidente Fidel Castro se recupera, “lo tendremos entre nosotros y seguirá conduciéndonos, pues le pediremos que lo haga por unos cuantos años más“.

Lage resumió el acto clausura de las jornadas de homenaje al mandatario, organizadas por la Fundaciòn Guayasamín y efectuadas en esta capital, el cual encabezó el primer vicepresidente cubano, Raúl Castro.

Puntualizó que fue testigo de la serenidad infinita de Fidel Castro frente a la adversidad sin que, aún en los momentos de mayor peligro, se quebrara su voz, tuviera una frase de temor o desaliento ni dejara de pensar, un solo momento, en su pueblo y en la revolución.

Mantiene la fe excepcional que le ha acompañado toda su vida mientras colabora activa y disciplinadamente con su recuperación y se mantiene atento, pregunta, informa, ayuda, aprueba, recalcó.

Lage explicó que, en estos meses duros para los cubanos y para los amigos de Cuba, Fidel Castro siguió entregando su ejemplo y continúa transitando impetuoso, como lo hizo el yate Granma donde llegó a la Isla hace 50 años para la lucha en la Sierra Maestra.

Señaló que el socialismo en Cuba es irreversible, no por definición, sino porque con el esfuerzo de ayer y de hoy el pueblo así lo hace, luchando por una sociedad justa y humana.

En Cuba no habrá sucesión, habrá continuidad; no sería posible otro Fidel, nadie lo imitará, muchos lo seguiremos y no habrá división entre los revolucionarios cubanos, pues ya la hubo en la guerra de independencia y aprendimos la lección, añadió.

Afirmó que no habrá ambiciones, egoísmos y vanidades, porque existe un Partido (Comunista de Cuba); pero aclaró que no está hablando de hoy, sino del futuro, pues el líder de la revolución se recupera.

Se refirió a los obstáculos que todavía deben vencerse, aunque el país sigue avanzando pese a bloqueos y amenazas, y puede afirmarse hoy vive el momento más prometedor y esperanzado de su historia.

Fidel Castro lo forjó junto a nuestro pueblo, es el fruto del estoicismo de los cubanos, de lo que no faltó ni en el momento más crítico: la fe en la revolución y la confianza en él, aseveró.

Recordó que el asalto al Cuartel Moncada, el desembarco del Granma, la lucha en la Sierra Maestra, la victoria de Playa Girón, la Crisis de Octubre y la resistencia frente al imperio comprueban la fuerza de un pueblo y su líder unidos.

Lage mencionó los sentimientos de amistad y solidaridad como armas más eficaces para resolver los problemas del mundo y apuntó que esas nobles ideas representan el pensamiento de Fidel Castro, convertido en realidad en Cuba y en ambiciosos planes en otras naciones.

Agradeció la presencia de los presidentes Evo Morales y René Preval, de Bolivia y Haití, respectivamente; del mandatario electo en Nicaragua, Daniel Ortega, y del primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalvez.

Me dirijo a los pueblos, a los hombres y mujeres limpios que están y estarán siempre con Cuba, con la revolución y con Fidel (Castro) para decirles, “Fidel vivirá, la revolución cubana no les fallará”, concluyó.

también te puede interesar