Internacionales

Corresponsal de TeleSUR exige garantías que resguarden su seguridad y debido proceso

Continúan las muestras de apoyo a Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSUR, detenido el pasado 19 de noviembre, tras quedar involucrado presuntamente con el paramilitarismo en Colombia. El periodista solicitó a través de un escrito público no ser trasladado a Cartagena, al tiempo que agradeció el apoyo prestado por TeleSUR a su causa

Fredy Muñoz Altamiranda
La defensa de Muñoz recibió con optimismo la práctica de medicina legal y esperan que en los próximos días se resuelva su situación jurídica. | Telesur. Archivo

Redacción Central |

Continúan las muestras de apoyo a Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSUR, detenido el pasado 19 de noviembre, tras quedar involucrado presuntamente con el paramilitarismo en Colombia. El periodista solicitó a través de un escrito público no ser trasladado a Cartagena, al tiempo que agradeció el apoyo prestado por TeleSUR a su causa

Este jueves, el corresponsal de TeleSUR en Colombia, Fredy Muñoz Altamiranda, emitió un comunicado a la opinión pública en la que expresa su gratitud a la planta televisiva para la que labora, por su “incondicional apoyo” en el trance jurídico que le ha tocado enfrentar desde el pasado 19 de noviembre, fecha en la que fue detenido por las autoridades colombianas.

En un contacto telefónico con TeleSUR, Libardo Muñoz, periodista y padre de Fredy, expuso algunas líneas de la carta que emitiera el corresponsal, desde los calabozos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en Barranquilla. Muñoz (Padre) sostuvo que su hijo tiene fe en que se hará justicia y que todo se aclarará cuanto antes.

La seguridad de Fredy deriva del exitoso resultado de la prueba médico forense que le fue practicada el miércoles en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal colombiano, con la que se podrá determinar, según la defensa, que las acusaciones de los tres reinsertados por las que fue incriminado con el paramilitarismo, no tiene ningún fundamento.

Muñoz Altamiranda también solicitó en su escrito, no ser trasladado a la ciudad de Cartagena, ya que argumenta que allí no se le garantizaría el derecho a la vida ni al debido proceso por parte de las organizaciones del Estado.

Reporta Vladimir Carrillo, corresponsal de TeleSUR en Colombia, que la versión de estos desplazados sostiene que la persona señalada de fungir como explosivista y saboteador, tendría quemaduras en gran parte del tórax y manos, y la persona de Fredy no los presenta.

En ese sentido, representa una prueba importante para la situación legal de Muñoz Altamiranda, el resultado de esta prueba, que se anexará al expediente que permanece en la ciudad de Cartagena, radicado en la Fiscalía 13 especializada.

Periodistas muestran apoyo a Muñoz

Organizaciones por la libertad de expresión de la costa norte colombiana se solidarizaron con Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSUR en ese país detenido desde hace 11 días en Barranquilla.

Reporta Vladimir Carrillo, corresponsal de TeleSUR en Bogotá, pese a los anuncios del presidente Álvaro Uribe sobre respeto a la libertad de prensa, en los últimos 3 años, 6 periodistas de la costa norte colombiana fueron asesinados; mas de 20 comunicadores han tenido que abandonar el país por amenazas contra su vida. Para este periodista las agresiones provienen del sector político.

“Los agresores son los políticos corruptos ellos son del estado generalmente tienen el control del estado, los políticos corruptos locales en los dos casos de asesinato de compañeros este años ha sido por denuncias de corrupción local”, manifestó Raimundo Alvarado, periodista de la Fundación por la Libertad de Expresión.

Para Tadeo Martínez con 18 años en el periodismo, en las acciones contra periodistas están vinculados grupos paramilitares.

“Si ellos los paramilitares le están imponiendo al estado condiciones para incluso negociar su desmovilización si ellos han sacado a la guerrilla de inmensos territorios tu te imaginas si a nosotros lo que nos sirve es esto, que podemos hacer contra fusiles”, asintió el periodista de la revista Semana.

Por su parte, Rafael Sarmiento columnista del periódico El Heraldo, la violación del derecho a la expresión parte de la necesidad de sectores de la prensa en mostrar la verdad y las dimensiones de la crisis política que vive el país.

“Eso fue como prender una pequeña chispa que de pronto se convirtió en un incendio y ese incendio grande se propagó gracias a la labor de la prensa y de los medios de comunicación que han asumido conductas bastante valerosas”, señaló Sarmiento.

Pero si esto se dice en las salas de redacción, es en las calles donde se legitima la noticia en donde se siente la violación a la libertad de expresión.

“Los periodistas son los que tienen al pueblo comunicado y si a los periodistas los ponen presos o no los dejan sacar las noticias cómo son entonces un perjuicio para el pueblo no le parece”, dijo Francisco Nuñez, desempleado colombiano.

Asimismo, el profesor universitario y sindicalista colombiano, Germán Lombana, opinó que no es la primera vez que las autoridades cometen este tipo de atropellos, y que la vida del periodista de TeleSUR podría estar en peligro.

Por su parte, Hildebrando Pérez, periodista y profesor universitario peruano, señaló que su captura es parte de una escalada en contra de la verdad.

Destaca TeleSUR que Colombia es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo. Buscar la verdad ha llevado a muchos comunicadores a soportar el entierro, el destierro o el encierro solo por defender el derecho a la información.

también te puede interesar