Internacionales

Rumsfeld autorizó torturas en Iraq revela ex general

Madrid – El ex secretario de Defensa de Estados Unidos Donald Rumsfel autorizó las torturas en Iraq, reveló la ex jefa de prisiones y ex general de brigada de Estados Unidos Janis Karpinski, en entrevista que publica hoy El País

Redacción Central |

Madrid – El ex secretario de Defensa de Estados Unidos Donald Rumsfel autorizó las torturas en Iraq, reveló la ex jefa de prisiones y ex general de brigada de Estados Unidos Janis Karpinski, en entrevista que publica hoy El País

El diario español conversó por teléfono con la ex oficial en su casa de Carolina del Sur desde Alemania, después que ésta se ofreciera a testificar contra el ex jefe del Pentágono en un juicio que se le intenta seguir en ese país europeo por criminal de guerra.

En la larga entrevista Karpinski ratifica sus acusaciones contra Rumsfeld. Dijo que ahora se sabe que el Gobierno de Estados Unidos no estaba cumpliendo las convenciones de Ginebra en los interrogatorios en las prisiones de Iraq.

“Creo que las personas que tenían que haber cargado con la responsabilidad no lo han hecho”, señaló, y seguidamente afirmó que todo el mundo debe enterarse de lo que pasó, no sólo los estadounidenses, para que no vuelva a ocurrir.

Dijo que cuando tomó el control de esa prisión había menos de 200 presos, en su mayoría delincuentes iraquíes. pero luego comenzaron a llegar los llamados “detenidos de seguridad” y a finales de octubre ya había más de siete mil.

Queríamos cerrar Abu Ghraib porque se estaba haciendo muy peligrosa, ya que la insurgencia cada vez era más eficaz en la zona, confiesa la entrevistada.

A la pregunta de cuándo comenzaron las torturas en Abu Ghraib respondió que con la visita a Iraq del general Geoffrey Miller, comandante de la prisión de Guantánamo, en septiembre de 2003.

Aseguró que fue enviado por Rumsfeld o su subsecretario para Asuntos de Inteligencia, Stephen Cambone, para enseñar a los miembros de la Inteligencia Militar nuevas técnicas de interrogatorio más duras que se usaban en Guantánamo.

Antes de irse me dijo que quería tomar el control sobre Abu Ghraib para convertirla en centro de interrogatorios para todo Iraq, y eso fue lo que hizo. Desde Guantánamo daba las órdenes y conseguía que todo funcionara como él quería.

El responsable de los interrogatorios era el comandante de Inteligencia Militar, coronel Thomas Pappas, quien seguía instrucciones del general Ricardo Sánchez, comandante en jefe de las tropas estadounidenses en Iraq.

Dijo que las fotos de Abu Ghraib no se sacaron durante los interrogatorios pues para eso había otras instalaciones fuera del bloque 1A, que es donde están tomadas, y explicó que se usaron para presionar a los detenidos y que hablaran.

Reveló que rechazó la orden de no registrar a un preso ni ponerlo en la base de datos pero una semana después Rumsfeld ordenó mantenerlo sin registrarlo. Ahora sé que eso ocurrió en varios casos, agregó.

Karpinski asegura que vio un memorando firmado por Rumsfeld sobre el empleo de determinados métodos de tortura en el interrogatorio.

Su firma manuscrita estaba sobre su nombre impreso y, con la misma letra, al margen, ponía: “Asegúrense de que esto se cumple”.

El abogado Wolfgang Chalet junto a una veintena de asociaciones de derechos humanos de todo el mundo han demandado a Rumsfel y a otros 13 altos funcionarios políticos y militares de Estados Unidos ante el Tribunal Supremo alemán por crímenes de guerra.

Ellos saben que es muy difícil, casi imposible, juzgarlo a él y sus colegas por los crímenes que han ordenado o cometido, pero la demanda llamará al menos la atención del mundo que sabrá quienes son los verdaderos terroristas.

también te puede interesar