Internacionales

Masacre de 21 chiíes en Irak; coalición mata a 58 insurgentes

Bagdad – Un grupo de hombres armados mató a 21 varones frente a sus parientes en dos casas chiíes de la provincia de Diyala, un refugio de la insurgencia suní iraquí, informó la policía el sábado, mientras que la coalición internacional anunció la muerte de 58 insurgentes y un civil en varias operaciones

La carretera de Bagdad a Ramadi
La carretera de Bagdad a Ramadi, en Irak, como se aprecia desde el interior de un Humvee de las fuerzas armadas de Estados Unidos, el martes 21 de noviembre de 2006. | AP

Redacción Central |

Bagdad – Un grupo de hombres armados mató a 21 varones frente a sus parientes en dos casas chiíes de la provincia de Diyala, un refugio de la insurgencia suní iraquí, informó la policía el sábado, mientras que la coalición internacional anunció la muerte de 58 insurgentes y un civil en varias operaciones

El ataque en Diyala fue atribuido a insurgentes y cometido la noche del viernes contra miembros de la tribu chií al-Sawed en la localidad remota de Balad Ruz, 70 kilómetros al noreste de la capital iraquí, dijo un policía, quien pidió guardar el anonimato como medida de seguridad personal ante la creciente inestabilidad.

Indicó que la policía no pudo llegar la mañana del sábado a la localidad para recuperar los cadáveres y llevarlos a una morgue. La provincia, dividida en partes casi iguales entre suníes y chiíes, es escenario de numerosos ataques sectarios.

En otras áreas de la provincia de Diyala, área densamente rural compuesta de granjas y cultivos de hortalizas, la policía mató el sábado a 36 insurgentes e hirió a decenas más en enfrentamientos en varias localidades, informó la policía.

Las fuerzas de Estados Unidos e Irak también realizaron varias incursiones al norte de Bagdad, matando a 22 insurgentes y a un civil iraquí, y destruyendo una fábrica que se usaba para construir bombas, informó el ejército.

En hechos aislados de violencia el sábado en Bagdad, una persona murió y 19 resultaron heridas, incluyendo a tres iraquíes lesionados cuando una bomba de mortero explotó cerca de un servicio funerario en Ciudad Sadr, organizado en memoria de las víctimas de un letal ataque ocurrido el jueves.

En el centro de Irak, un coche bomba atacó un punto de control cerca de Faluya, matando a tres iraquíes y a un soldado estadounidense e hiriendo a nueve civiles y a otro militar, informaron las fuerzas de la coalición. Las muertes incluyeron a dos niños iraquíes y un adulto.

También un infante de Marina murió el viernes a causa de las heridas tras combatir en la provincia de Anbar, informó el ejército, elevando el total de bajas entre miembros del servicio de Estados Unidos a 2.874 desde que inició la guerra en el 2003. Este mes han muerto 54 militares estadounidenses en Irak.

Seis personas fallecieron en más actos violentos en el país asiático, y se hallaron 19 cuerpos, informó la policía.

El gobierno iraquí se ha visto imposibilitado de evitar ataques de milicias chiitas y sunitas insurgentes pese al toque de queda impuesto a sus seis millones de habitantes. También prohibió todos los vuelos comerciales en el aeropuerto internacional de la capital.

Sólo después de que la violencia pareció ocurrir de manera más aislada fue que el gobierno anunció que permitiría a sus residentes abandonar sus hogares el domingo, pero mantuvo la prohibición para todo tipo de tráfico automotor por un día más.

también te puede interesar