Internacionales

Causa de envenenamiento de ex espía podría quedar siempre en el misterio

Londres – El origen del envenenamiento del ex espía ruso Alexander Litvinenko, que se debate entre la vida y la muerte en Londres, podría quedar siempre en el misterio, declaró el martes un médico, que dijo que es “improbable” que haya sido envenenado con talio, como aseguró otro experto

Alexander Litvinenko
Combo de fotografías del ex teniente-coronel del FSB (ex KGB) Alexander Litvinenko. A la izquierda, durante una conferencia de prensa en Londres, el 14 de septiembre de 2004, y a la derecha en un hospital londinense tras haber sido envenenado, probablemente con 'talio radiactivo', el 20 de noviembre de 2006. | AFP

Redacción Central |

Londres – El origen del envenenamiento del ex espía ruso Alexander Litvinenko, que se debate entre la vida y la muerte en Londres, podría quedar siempre en el misterio, declaró el martes un médico, que dijo que es “improbable” que haya sido envenenado con talio, como aseguró otro experto

“Es posible que Litvinenko no haya sido envenenado con talio”, indicó el doctor Amit Nathwani, que está tratando al ex espía ruso de 43 años en el University College Hospital en Londres.

El médico dijo que se necesita hacer otras pruebas para determinar el origen del envenenamiento del ex teniente-coronel de los Servicios Federales de Seguridad de Rusia (FSB), ex KGB, que fue envenenado el 1 de noviembre, y “que se están explorando otras evidencias”.

Pero admitió que es posible que “nunca se logre determinar el origen” de la gravedad del ex espía, quien es un duro crítico del presidente ruso Vladimir Putin.

Poco antes un experto en sustancias tóxicas, John Henry, que también ha estado examinando al ex espía ruso, quien, en fotos divulgadas por sus familiares, aparece con un aspecto demacrado, atravesado por tubos intravenosos, afirmó que el veneno utilizado “podría ser talio radiactivo”.

Henry explicó que la drástica caída de los glóbulos blancos que ha sufrido Litvinenko y el daño en la médula ósea sugieren que el talio utilizado tenía radiactividad.

Litvinenko “tiene algunos síntomas consistentes con envenenamiento por talio, pero tiene otros síntomas consistentes con otro tipo de envenenamiento. Así que no es 100% talio. Podría ser talio radiactivo”, reafirmó Henry.

Un envenenamiento con “talio radiactivo añade otra dimensión a este caso”, recalcó Henry. “Quiere decir que la médula ósea corre un riesgo muy alto”, explicó el médico.

Sin embargo, en un comunicado publicado el martes de tarde, el hospital donde está internado el ex espía, cuyo caso, que parece extraído de novelas de espionaje durante la guerra fría, ocupa los titulares de la prensa y la televisión británicas, consideró “improbable” que el veneno utilizado sea el talio.

“Hemos pedido exámenes de toxicología para establecer qué sustancia fue utilizada para envenar al señor Litvinenko. En base a los resultados que hemos recibido hoy, y al cuadro clínico del señor Litvinenko”, el hospital concluyó que “es improbable” que la causa sea “un envenenamiento por talio”.

“Exámenes adicionales van a ser efectuados para establecer si hay o no una única causa de la condición de Litvinenko”, agregó el comunicado del hospital.

Ambos médicos coincidieron que quizá jamás se podrá determinar la causa exacta del terrible deterioro de la salud del ex espía, quien ha perdido todos los cabellos y no puede comer desde hace 19 días.

Henry indicó que si el veneno utilizado fue talio radiactivo las huellas en el cuerpo pueden haber ya desaparecido, porque la sustancia tiene una vida muy corta.

Los allegados de Litvinenko, quien estaba investigando el asesinato el mes pasado de la periodista Ana Politkovskaia, culparon inmediatamente a Moscú de haberle envenenado, aunque los servicios secretos rusos lo negaron categóricamente.

El caso está siendo investigado por la unidad antiterrorista de Scotland Yard dirigida por el comisario Peter Clarke, lo que revela la sensibilidad de la investigación.

“Continuamos investigando el caso del hombre que sufre los efectos de envenenamiento. Estamos reconstruyendo sus movimientos antes y durante el tiempo que cayó enfermo”, indicó el martes la policía británica en un comunicado.

“Estamos identificando a posibles testigos, examinando grabaciones de cámaras de seguridad y seguimos investigando el origen” del envenenamiento, agregó.

Las posibilidades de sobrevivir de Litvinenko, que tiene también los riñones dañados y vomita sin cesar, han sido estimadas en 50%.

Por su parte, Alexander Goldfarb, un amigo de Litvinenko, que lo visitó el martes en el hospital, reiteró sus acusaciones de que el envenenamiento está vinculado con Moscú.

“Fue un ataque terrorista, perpetrado…por un asesino profesional con todos los recursos a su alcance”, aseguró.

también te puede interesar