Internacionales

Aprueban comité sobre independencia de Puerto Rico

Panamá – Partidos políticos de América Latina y del Caribe aprobaron el sábado establecer un mecanismo que trabaje permanentemente por la independencia de Puerto Rico, y propusieron a la región como interlocutora entre la isla y Estados Unidos

Redacción Central |

Panamá – Partidos políticos de América Latina y del Caribe aprobaron el sábado establecer un mecanismo que trabaje permanentemente por la independencia de Puerto Rico, y propusieron a la región como interlocutora entre la isla y Estados Unidos

Con el Comité Permanente de Trabajo se busca “coordinar y hacer valer las determinaciones de este Congreso (Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico)”, destacó la “Proclama de Panamá”.

El documento fue aprobado por unanimidad en el marco del congreso, auspiciado por la Internacional Socialista y la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y del Caribe.

Decidieron a su vez impulsar comités de apoyos y de solidaridad en cada uno de los países, a fin de “educar y crear conciencia sobre la necesidad de integrar a Puerto Rico al concierto de naciones libres”.

Instaron a las Naciones Unidas a que vuelva a examinar “con premura el caso de Puerto Rico a la luz de las nuevas condiciones internacionales y regionales”.

Expresaron su apoyo de la excarcelación de presos políticos puertorriqueños en cárceles estadounidenses.

En el congreso participaron cerca de un centenar de delegados de partidos políticos mayormente de izquierda, varios de los cuales están a cargo de gobiernos de la zona.

Previamente, el presidente Martín Torrijos dijo que América Latina tiene la obligación de alentar un diálogo, al considerar que en el siglo XXI “ninguna forma de colonialismo puede justificarse”.

“Para los latinoamericanos, ayudar en la corrección definitiva de esta anomalía debe ser una prioridad continental”, manifestó.

El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos, había pedido a América Latina que se convierta en interlocutor a fin de impulsar un programa de descolonización, aunque es un tema que dentro de la isla no aparece como el más importante. El PIP cuenta apenas con uno de 27 senadores y con uno de 51 representantes en la cámara local.

En los últimos años, el interés de los puertorriqueños apunta más bien al tema del anexionismo, mientras que el respaldo al actual estatus de Estado libre Asociado pierde terreno.

Torrijos dijo que el actual estatus puertorriqueño se ha convertido en un problema y que ya en Estados Unidos se plantean la posibilidad de cambios en la isla.

Aludió entre otros aspectos a los argumentos de los independentistas de que el actual estatus limita a la isla a desarrollar su economía a través, por ejemplo, de tratados de libre comercio. Puerto Rico no puede suscribir ese tipo de convenios.

“Nosotros, la gran familia no podemos ser indiferentes de esa discusión”, reiteró el mandatario, y resaltó que Panamá es un ejemplo de cómo una controversia de “origen colonial” se pudo resolver a través de la concertación y la solidaridad internacional.

Aludió a los tratados que firmó su extinto padre, el general Omar Torrijos, con el presidente estadounidense Jimmy Carter en 1977 que establecieron el traspaso a Panamá del canal interoceánico y el fin de la presencia militar estadounidense.

El veterano dirigente del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Tomás Borge, prometió durante el debate que el nuevo gobierno de Nicaragua de Daniel Ortega “dará toda su energía, sudor y respaldo” a la independencia de Puerto Rico.

El presidente de la Asamblea del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, señaló que aquí “todos tenemos una gran prioridad: pagar nuestra deuda al pueblo de Puerto Rico”.

“Para nosotros es parte de nuestra propia naturaleza luchar por la independencia de Puerto Rico. Mientras no se dé, Cuba será incompleta, estará faltando a lo que era su deber original”, agregó en alusión a los sueños de los libertadores Simón Bolívar y José Martí.

“Es importante la solidaridad latinoamericana”, dijo a la AP el dirigente histórico del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, Cuauhtémoc Cárdenas. Consideró, empero, que serán los puertorriqueños “los que determinarán su futuro”.

Un referendo realizado en 1998 en la isla señaló que 1% estaba a favor del Estado Libre Asociado, 2,5% avaló la independencia, 46,5% respaldó el anexionismo y el 50,3% no favoreció ninguno de los anteriores porque no estaba de acuerdo con la definición de estado libre asociado.

Puerto Rico es un territorio de Estados Unidos desde 1898, y sus habitantes tienen ciudadanía estadounidense desde 1917.

Tiene una población de 3,9 millones de habitantes en la isla y cuatro millones en territorio continental de Estados Unidos.

también te puede interesar