Internacionales

Irán, desafiante, anuncia su objetivo de instalar 60.000 centrifugadoras

Teheran – El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, anunció el martes que el objetivo final de Irán es instalar 60.000 centrifugadoras con el fin de producir combustible para las centrales nucleares civiles, a pesar de la amenaza de sanciones de la ONU que se cierne sobre su país

Mahmud Ahmadinejad
El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, anunció en Teherán el 14 de noviembre ante la prensa que el objetivo final de Irán es instalar 60.000 centrifugadoras con el fin de producir combustible nuclear para las centrales nucleares civiles. | AFP

Redacción Central |

Teheran – El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, anunció el martes que el objetivo final de Irán es instalar 60.000 centrifugadoras con el fin de producir combustible para las centrales nucleares civiles, a pesar de la amenaza de sanciones de la ONU que se cierne sobre su país

“Queremos producir combustible (nuclear), es necesario entonces llegar hasta 60.000 centrifugadoras, estamos al comienzo del camino”, declaró Ahmadinejad en una conferencia de prensa.

Irán ya había anunciado su intención de instalar 3.000 centrifugadoras antes de marzo de 2007.

Apoyándose en las palabras retadoras del presidente iraní, Estados Unidos estimó que Irán acaba de despejar las dudas que aún albergaban algunos sobre las verdaderas intenciones de la República Islámica.

“Esto debería ser una llamada de atención para el resto del mundo” y debería servir para convencer a los que dudaban de que Irán quisiese fabricar armas atómicas, declaró en Washington el portavoz del departamento de Estado, Sean McCormack.

Un informe confidencial de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), al que tuvo acceso la AFP, confirma que Irán continúa su programa de enriquecimiento.

Entre el 13 de agosto y el 2 de noviembre, Irán alimentó con “un total de aproximadamente 34 kilos” de combustible de uranio a las centrifugadoras de Natanz, lo que ha permitido producir una pequeña cantidad de uranio enriquecido”, detalla la AIEA en el informe.

A finales de octubre Irán instaló una segunda cascada de 164 centrifugadoras en la planta de Natanz, obstinándose en mantener contra viento y marea su programa de enriquecimiento de uranio pese a las amenazas del Consejo de Seguridad.

“La cuestión de la suspensión ya ha sido superada”, afirmó Ahmadinejad el martes.

Irán enriquece actualmente uranio a un nivel inferior a 5%, necesario para producir el combustible de una central nuclear. Ese índice debe alcanzar el 90% si se quiere obtener una calidad óptima para la fabricación de bombas atómicas.

El anuncio del presidente iraní tiene lugar en momentos en que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña) y Alemania intentan alcanzar un acuerdo sobre un borrador de resolución de la ONU que impondría sanciones a los programas nucleares y balísticos de Irán.

Pero las negociaciones son arduas debido a las reticencias de Rusia y China, que dan prioridad a la vía diplomática.

“Las grandes potencias han intentado impedir que nuestro pueblo ejerza sus derechos en materia nuclear. Pero con la ayuda de Dios y la resistencia del pueblo, Irán está dominando por completo el ciclo del combustible nuclear y el tiempo juega a favor de Irán”, declaró Ahmadinejad.

Muchos países están de acuerdo en convivir con un Irán que domine el enriquecimiento, consideró.

Por último, el presidente ultraconservador recalcó que descarta negociar con el Estado hebreo.

“No estamos dispuestos a negociar con el régimen de ocupación”, dijo, refiriéndose a Israel, al que calificó de “ilegítimo”.

“Pero estamos dispuestos a discutir con Estados Unidos, con algunas condiciones. Con la condición de que cambie de actitud”, afirmó Ahmadinejad.

Estados Unidos acusa a Irán de intentar obtener armas nucleares, aunque Teherán insiste en que su programa nuclear sólo tiene la finalidad de generar energía.

también te puede interesar