Internacionales

Maliki proyecta remodelar el gobierno de Irak, paralizado por la violencia

Bagdad – El primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, proyecta remodelar su gobierno para sacarlo de la parálisis, de la cual responsabiliza a los sunitas, en momentos en que la violencia, que este lunes causó 26 muertos, sigue ensagrentando al país

Explosión en Bagdad
Intensas llamas siguen la explosión de una bomba en un parking de Bagdad la mañana del 13 de noviembre de 2006. El coche bomba explotó en los límites de la Zona Verde de Bagdad, sede del gobierno iraquí y base de las operaciones de Estados Unidos. | AFP

Redacción Central |

Bagdad – El primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, proyecta remodelar su gobierno para sacarlo de la parálisis, de la cual responsabiliza a los sunitas, en momentos en que la violencia, que este lunes causó 26 muertos, sigue ensagrentando al país

Bagdad fue de nuevo azotada el lunes por la violencia. Un atentado suicida en un autobús dejó un saldo de al menos 10 civiles muertos en un barrio chiita, mientras cuatro personas murieron tras ser blanco de disparos en la capital.

Los cuerpos de 46 personas acribilladas a balazos y con signos de haber sido torturadas fueron descubiertos este lunes en distintos barrios de Bagdad, anunció a la AFP una fuente de seguridad iraquí.

Asimismo, cuatro soldados estadounidenses fallecieron el domingo y el lunes en varios atentados en Irak, indicó el lunes un comunicado castrense.

Otras 12 personas murieron en diversos actos violentos perpetrados fuera de la capital.

«Deben cambiar 10 ministros», declaró a la AFP Abas Al Bayati, de la Alianza Unificada Iraquí, el bloque chiita conservador de Maliki.

Según este diputado, el primer ministro, que quiere mejorar la seguridad, se encuentra «con ministros incompetentes« seis meses después de haber formado su gobierno.

El primer ministro, un chiita cuyo gobierno de «unidad nacional» asumió el poder en junio tras difíciles negociaciones entre los grupos políticos, constató el domingo la parálisis de su gobierno, que atribuyó a los sunitas.

«El primer ministro piensa que los diputados tienen como responsabilidad construir el Estado y afrontar los desafíos que plantea la situación de seguridad», indicó un comunicado de su oficina.

Maliki criticó el lunes duramente a los sunitas del Frente de la Concordia, que dispone de 44 diputados y de cinco ministerios en el gobierno, en una entrevista con los diarios iraquíes.

«Tienen un doble discurso y me pregunto cómo pueden ser nuestros socios en un proceso político en el cual no asumen la responsabilidad», estimó Maliki, que reprochó a los dirigentes de este bloque haber amenazado con abandonar el gobierno y «tomar las armas» si no se desmantelan las milicias y no se comparten mejor los poderes políticos.

«Son declaraciones irresponsables, lamento decir que algunos de nuestros socios son irresponsables, y les digo que hay en este país desafíos que deben asumirse, y por ello hay que guardarse ciertas opiniones para uno y ponerse de acuerdo sobre los temas nacionales», añadió Maliki.

El diputado kurdo Mahmud Othman permanece escéptico en cuanto a una remodelación del gabinete.

«Un cambio total del gabinete ministerial está sujeto al acuerdo de los diferentes bloques políticos, y no creo que pueda aportar soluciones a los problemas», dijo a la AFP.

«La situación en Irak es demasiado complicada para ser solucionada por una remodelación ministerial. Desde hace dos años reclamamos cambios políticos en Irak, nadie nos ha escuchado», agregó este diputado.

«El presidente (George W.) Bush acaba de empezar a hablar ahora de cambio en Irak y a escuchar a los otros luego de la derrota de su partido en las elecciones» legislativas del 7 de noviembre, subrayó Othman.

Bush mantendrá el lunes más reuniones sobre Irak para encontrar una puerta de salida a las tropas estadounidense en una guerra que ya ha costado la vida a más de 2.800 soldados norteamericanos.

Maliki recibió el lunes al general norteamericano John Abizaid, jefe del Comando Central Estadounidense (Centcom), quien le transmitió «el compromiso» del presidente Bush de garantizar el éxito del proceso político en Irak.

«El general Abizaid reafirmó el compromiso del presidente Bush de garantizar el éxito del proceso político en Irak», indicó un comunicado de la oficina de Maliki.

también te puede interesar