Internacionales

Desalojan sede ONU en México por amenaza de bomba

Mexico DF – La policía desalojó el lunes la sede de las Naciones Unidas en la Ciudad de México por una amenaza de bomba, una semana después del estallido de tres explosivos caseros en la capital y a unos días de que asuma el poder un nuevo gobierno

Redacción Central |

Mexico DF – La policía desalojó el lunes la sede de las Naciones Unidas en la Ciudad de México por una amenaza de bomba, una semana después del estallido de tres explosivos caseros en la capital y a unos días de que asuma el poder un nuevo gobierno

Un artefacto fue hallado dentro de una camioneta con placas de Texas estacionada afuera del edificio de Naciones Unidas, en un exclusivo barrio de la capital mexicana.

Aunque inicialmente la ONU dijo que «se confirmó la presencia de explosivos», más tarde la oficina de Seguridad Pública de la capital mexicana aseguró que el artefacto hallado «carecía de carga explosiva».

El objeto fue hallado dentro de una caja de pastel. Consistía de dos barras de plastilina unidas al aro de una granada de fragmentación pero sin la carga explosiva y conectadas a una batería, un reloj despertador y dos fusibles, todo cubierto con papel de aluminio y algodón, dijo la policía.

«Los especialistas en explosivos analizaron el contenido de la caja y se corroboró que no representaba riesgo alguno», dijo seguridad pública en la declaración.

La policía acordonó un área de dos calles a la redonda y desalojó la sede del organismo internacional, así como un local de la cadena de cafeterías Starbucks Corp. y una sucursal de Bancomer, filial del español BBVA .

La semana pasada, bombas caseras estallaron en la sede de un partido político, en el tribunal electoral y en una sucursal bancaria en la Ciudad de México.

Cinco grupos guerrilleros de izquierda, prácticamente desconocidos, se adjudicaron los ataques en apoyo a maestros y activistas en paro desde hace más de cinco meses en el sureño estado de Oaxaca que derivaron en hechos violentos, choques con la policía y causaron varios muertos.

El hallazgo del nuevo artefacto ocurrió a pocos días de que el oficialista Felipe Calderón asuma como presidente de México para un período de seis años el 1 de diciembre.

Calderón llegará al gobierno en medio de un tenso clima político en el país, en parte por el conflicto en Oaxaca y también por su estrecha victoria en las elecciones frente a su rival de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, declarado por sus simpatizantes «presidente legítimo».

Tras las explosiones de hace una semana, proliferaron las llamadas a las autoridades de la capital sobre posibles artefactos causantes de estallidos en calles de la ciudad y en edificios públicos, pero ninguna fue confirmada.

también te puede interesar