Internacionales

Blair pide colaboración de Irán y Siria en Medio Oriente

Londres – Las naciones de occidente deberían de presionar para que Irán ayude a ponerle fin al derramamiento de sangre en Irak y fomentar la estabilidad en el Medio Oriente, dijo el primer ministro Tony Blair en un discurso sobre política exterior realizado el lunes

Redacción Central |

Londres – Las naciones de occidente deberían de presionar para que Irán ayude a ponerle fin al derramamiento de sangre en Irak y fomentar la estabilidad en el Medio Oriente, dijo el primer ministro Tony Blair en un discurso sobre política exterior realizado el lunes

Bajo presión para definir un nuevo camino a seguir en Irak, Blair dijo que la estrategia británica debería evolucionar conforme cambia la situación en el país.

Debido a que muchos de los rebeldes en Irak proceden del extranjero, Blair dijo que era necesaria una «estrategia para todo el medio oriente» a fin de enfrentar a los alzados.

El resolver el conflicto entre israelíes y palestinos debía de ser el punto medular de ese enfoque, dijo, complementándolo con acciones para estabilizar Líbano y unir a los árabes y musulmanes moderados en un esfuerzo por llevar la paz a esas naciones a Irak.

«De la misma forma en que, de manera importante, las fuerzas del exterior de Irak tratan de crear el caos en su territorio, nosotros debemos de tener una estrategia que las contrarreste, no solamente en Irak sin fuera de él», dijo Blair en su discurso anual para una cena presidida por el Lord Alcalde de Londres, el edil ceremonial del distrito financiero.

Irán usa puntos de presión en el Medio Oriente para enfrentar a Gran Bretaña y Estados Unidos, dijo Blair, al acusar a Teherán de armas a milicianos chiís en Irak, al grupo Jezbolá en Líbano y a los elementos más radicales de Hamas en los territorios palestinos.

«Ponen obstáculos en el camino de la paz y nos presentan a nosotros… como los agresores, inflamando las calles árabes y creando la agitación política en los procesos democráticos», dijo.

Occidente debe de buscar la forma de «eliminar esos puntos de presión uno por uno« y exigir que Irán deje de apoyar a los extremistas y acceda a las demandas de suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

«En tal caso, una nueva sociedad es posible. O de lo contrario enfrentarían las consecuencias de no acceder: El aislamiento», dijo.

El discurso, que fue pronunciado un día antes de que Blair hablara mediante un enlace en video con el Grupo de Estudio Iraquí -una comisión bipartidaria de Washington que intenta crear una nueva estrategia para la guerra en Irak- apuntaba a alentar el diálogo con Teherán y Damasco, dijo la oficina del primer ministro.

El vocero del primer ministro rechazó la idea de que Irán o Siria vayan a ser recompensados por cooperar con el proceso de paz en Medio Oriente, y descartó cualquier tipo de negociaciones con Teherán por su disputado programa nuclear a cambio de apoyo por Irak.

también te puede interesar