Internacionales

Elección de Pelosi anticipa lugar central de la mujer en la política de EEUU

WASHINGTON – Con la llegada de la demócrata Nancy Pelosi a la Presidencia de la Cámara de Representantes, las mujeres parecen haber finalmente traspasado el umbral que las separaba de la política de Estados Unidos, según analistas y grupos feministas

Nancy Pelosi
Nancy Pelosi, flamante presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos brinda una conferencia de prensa el 8 de noviembre de 2006 en el Capitolio. | AFP

Redacción Central |

WASHINGTON – Con la llegada de la demócrata Nancy Pelosi a la Presidencia de la Cámara de Representantes, las mujeres parecen haber finalmente traspasado el umbral que las separaba de la política de Estados Unidos, según analistas y grupos feministas

Pelosi, que lideró el esfuerzo demócrata por arrebatarle el control de la Cámara de Representantes al Partido Republicano del presidente George W. Bush, será la primera mujer en ocupar un cargo tan encumbrado.

Su ascenso, en medio de la victoria demócrata en las elecciones legislativas del martes anuncia un nuevo papel femenino en el futuro Congreso, en el que las mujeres ocupan 70 de los 435 asientos de la Cámara.

Esa cifra indica de todos modos que las mujeres siguen siendo una marcada minoría en la Cámara de Representantes, dominada por hombres blancos.

Pero la participación de la mujer en las elecciones se ha elevado, con 140 candidatas a un puesto en la Cámara, 98 de las cuales postularon por el Partido Demócrata.

Además, las mujeres expandieron sus puestos en el Senado, añadiendo dos asientos para alcanzar 16 en la instancia de 100 senadores.

Las dos adiciones fueron Claire McCaskill, por Missouri, y Amy Klobuchar, por Minnesota. Y la ex primera dama Hillary Clinton recibió un golpe de confianza para su especulada ambición de postular a la Presidencia en 2008, al ser reelegida por un amplio margen en Nueva York.

Otra mujer, Sarah Palin, también logró el gobierno del estado más grande del país: Alaska.

El disgusto por la guerra en Irak tuvo un papel importante en la motivación de las mujeres para postular en estas elecciones, dijo Linda Fowler, catedrática de ciencias políticas en Dartmouth College.

Las mujeres están «menos preocupadas por la retórica machista» sobre la guerra, asegura Fowler, son «más pragmáticas sobre cuáles son los costos de la guerra», dijo a la AFP.

Buena parte de la participación femenina en política se produjo en estados y distritos pequeños, tradicionalmente conservadores, explicó. En estas áreas mucha gente siente «una conexión personal con la guerra» por parientes que están sirviendo en el ejército estadounidense, especialmente en la Guardia Nacional.

Si, como se espera, Pelosi es nombrada presidenta de la Cámara de Representantes en enero, la recatada y elegante pero también decidida demócrata de 66 años será también la segunda en la línea de sucesión, después del vicepresidente Dick Cheney. La Presidencia de Estados Unidos jamás ha sido asumida por una mujer.

Nieta de inmigrantes italianos, madre de cinco hijos, abuela de muchos más, y casada con un adinerado inversionista, Pelosi fue elegida por primera vez al Congreso en 1987.

El influyente grupo feminista estadounidense Organización Nacional por las Mujeres (NOW, por su sigla en inglés), saludó la victoria de Pelosi el miércoles como una penetración del «techo de mármol» que impedía a las mujeres ocupar este cargo en el Congreso.

«Las votantes limpiaron la Cámara (de representantes)», dijo Kim Gandy de NOW.

«Es imperativo que las voces de las mujeres sean oídas en los más altos niveles del gobierno, y los electores claramente concuerdan», agregó.

«Espero que un cambio en el liderazgo resulte en un cambio de dirección real para Estados Unidos en este momento clave», añadió.

también te puede interesar