Internacionales

Rumsfeld primera víctima del descalabro republicano

Washington – La barrida demócrata en los comicios de medio término en Estados Unidos acabaron con el apoyo que el presidente George W. Bush le dio durante muchos años a su secretario de Defensa. El miércoles, el mandatario anunció que Donald H. Rumsfeld dejaba el cargo

Donald H. Rumsfeld felicita a soldados en Camp Liberty en Bagdad, Irak
El secretario de Defensa estadounidense Donald H. Rumsfeld felicita en esta foto de archivo a soldados en Camp Liberty en Bagdad, Irak, en abril del 2005. El presidente George W. Bush anunció la renuncia de Rumsfeld el miércoles 8 de noviembre del 2006 | AP

Redacción Central |

Washington – La barrida demócrata en los comicios de medio término en Estados Unidos acabaron con el apoyo que el presidente George W. Bush le dio durante muchos años a su secretario de Defensa. El miércoles, el mandatario anunció que Donald H. Rumsfeld dejaba el cargo

Un día después de que los demócratas conquistaron la Cámara de Representantes y quedaron a un paso de obtener el control del Senado, Bush informó que el Pentágono tendría un cambio de conducción.

Sujeto a la ratificación del Senado, el ex director de la CIA Robert M. Gates asumirá el puesto de Rumsfeld.

Bush tuvo palabras de aprecio hacia Rumsfeld, al que señaló de ser «un patriota que sirvió a este país con honor y distinción».

La guerra en Irak, cada día más impopular entre los estadounidenses, se convirtió en el tema que definió los seis años de Rumsfeld al frente del Pentágono. El descontento general con las políticas en dicho conflicto, así como las decisiones de Rumsfeld forzaron su salida. De hecho, miembros de su propio partido le pidieron a Bush la dimisión del secretario.

En unas breves declaraciones junto al presidente, Rumsfeld señaló que el conflicto iraquí es «una guerra desconocida, incomprendida, muy compleja como para que la gente la entienda».

Sobre Gates, de 63 años y hasta ahora rector de la universidad texana A&M, Bush explicó que se trata de una persona curtida en temas de seguridad nacional. Gates estuvo a cargo de la CIA durante el gobierno de Bush padre, George H.W. Bush.

«El secretario Rumsfeld y yo acordamos que a veces es bueno tener una perspectiva más fresca», dijo Bush durante una rueda de prensa un día después de las elecciones.

El mandatario dio a entender que el cambio representa una nueva estrategia en la guerra contra Irak, que desde que se iniciara en el 2003 se ha cobrado la vida de 2.800 soldados estadounidenses y ha costado más de 300.000 millones de dólares.

Se desconoce cuándo se producirá la salida se Rumsfeld, aunque el vocero del Pentágono Bryan Whitman señaló que no sería inmediata.

Si bien explicó que no se trata de una decisión política, Bush dio un giro radical a su discurso. La semana pasada manifestó a un grupo de periodistas que esperaba que su secretario de Defensa cumpliera con su mandato hasta el 2008, año de las presidenciales.

La debacle republicana podría acrecentarse si en la pugna por una banca en el Senado por Virginia gana el candidato demócrata. Una victoria de la oposición les daría el control total de Senado, y por ende del Congreso.

Con un estilo muy particular, y a veces controversial para defender la guerra en Irak, Rumsfeld se convirtió en el general al frente del conflicto. Los descalabros en el Medio Oriente lo pusieron en el centro de los ataques y su posición política se fue debilitando a medida que creció la impopularidad de la guerra.

Gates estuvo al frente de la CIA durante la primera Guerra del Golfo. Se retiró del cargo en 1993. Gates entró a la CIA en 1966 y se convirtió en el único director que comenzó como empleado raso en la agencia.

también te puede interesar