Internacionales

La ONU condena por decimoquinta vez el «bloqueo» de EEUU a Cuba

Nueva York – La Asamblea General de la ONU adoptó este miércoles por decimoquinto año consecutivo y por mayoría abrumadora una resolución condenando el bloqueo o sanciones comerciales de Estados Unidos a Cuba y exigiendo su levantamiento

ONU
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) o Naciones Unidas, fundada el 24 de octubre de 1945 en San Francisco, (Estados Unidos), tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, es la mayor organización internacional del mundo. |

Redacción Central |

Nueva York – La Asamblea General de la ONU adoptó este miércoles por decimoquinto año consecutivo y por mayoría abrumadora una resolución condenando el «bloqueo» o sanciones comerciales de Estados Unidos a Cuba y exigiendo su levantamiento

La resolución recabó el apoyo de un país más que el año pasado, con 183 votos a favor, 4 en contra -Estados Unidos, Israel, Palau e Islas Marshall- y 1 abstención -Micronesia.

De los 59 países que apoyaron el texto en 1992, la cifra ha ido aumentando a 179 en 2004, 182 en 2005 y 183 en esta ocasión.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, presente en la ONU, recibió los resultados con muestras visibles de felicidad.

En el discurso que pronunció antes del voto, el ministro de Relaciones Exteriores denunció que las sanciones económicas a la isla constituyen un «genocidio».

«La guerra económica desatada por Estados Unidos contra Cuba, la más prolongada y cruel que se haya conocido, califica como un acto de genocidio y constituye una violación flagrante del Derecho Internacional y de la Carta de Naciones Unidas», afirmó Pérez Roque.

Antes, el representante de Estados Unidos, embajador Ronald Godard, dijo que La Habana usa las sanciones como un “pretexto” para enmascarar sus deficiencias.

«Votaremos contra esta resolución y animamos a todas las delegaciones que apoyan el derecho del pueblo cubano a una transición hacia la libertad a que hagan lo mismo», dijo Godard desde la tribuna de la ONU.

«Deberíamos enviar un claro mensaje al gobierno cubano y es que la causa de su sufrimiento no radica en el embargo sino en su negativa a reconocer los derechos humanos básicos a su gente», agregó Godard.

Pérez Roque respondió que «si el gobierno de Estados Unidos considera que Cuba usa el bloqueo como un pretexto, ¿por qué no elimina el pretexto?».

En esta ocasión, Australia había presentado una enmienda al texto en la que se afirmaba que el bloqueo es consecuencia de la «continua falta de democracia» en Cuba.

Sin embargo, la Asamblea General decidió no votar por la enmienda a iniciativa de los representantes de La Habana.

La resolución aprobada «insta una vez más a los Estados en los que existen y continúan aplicándose leyes y medidas de ese tipo a que, en el plazo más breve posible y de acuerdo con su ordenamiento jurídico, tomen las medidas necesarias para derogarlas o dejarlas sin efecto».

La Asamblea General reitera que los países que adoptan tales sanciones incumplen «sus obligaciones de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, que entre otras cosas reafirman la libertad de comercio y navegación».

Coincidiendo con la resolución anual, Cuba hace balance de los últimos doce meses de sanciones.

En esta ocasión, La Habana denunció que «se han recrudecido las sanciones a ciudadanos y empresas, con especial énfasis en las agencias de viajes, que fueron objetos de auditorías y sanciones».

«También se han intensificado las presiones a organizaciones religiosas, académicas y organizaciones no gubernamentales norteamericanas con el fin de impedir el desarrollo de sus vínculos e intercambios con sus homólogos en Cuba».

Las sanciones económicas estadounidenses a Cuba datan de 1961, tras la frustrada invasion de Bahía de Cochinos, y fueron decididas por el entonces presidente estadounidense, John Fitzerald Kennedy.

Fue la primera de una serie de medidas de carácter económico y comercial para aislar al régimen de Fidel Castro, a las que siguieron, entre otras, la ley Helms-Burton, la ley Torricelli y las restricciones a los viajes de los estadounidenses a la isla.

El término «bloqueo» es objeto de controversia y según sus críticos no refleja lo que creen que se trata meramente de sanciones que no impiden que Cuba mantenga relaciones comerciales con otros países.

La versión en español de la resolución usa la palabra «bloqueo» y la inglesa «embargo».

también te puede interesar