Internacionales

Máxima alerta en Irak ante la posible sentencia contra Sadam Husein

Bagdad – Los posibles actos de violencia en el caso de que mañana se dicte la sentencia contra el depuesto presidente de Irak, Sadam Husein, llevó al gobierno iraquí a decretar hoy el toque de queda a partir de mañana en tres provincias del país y a poner al ejército en estado de alerta

sadam huseim
El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, impuso a partir de mañana un 'toque de queda indefinido' en Bagdad y las provincias de Salahedin y Diyala. EFE | EFE

Redacción Central |

Bagdad – Los posibles actos de violencia en el caso de que mañana se dicte la sentencia contra el depuesto presidente de Irak, Sadam Husein, llevó al gobierno iraquí a decretar hoy el toque de queda a partir de mañana en tres provincias del país y a poner al ejército en estado de alerta

Aunque no es oficial, se prevé que mañana domingo el tribunal que juzga a Sadam Husein y siete de sus antiguos colaboradores por su supuesta implicación en la muerte de 148 iraquíes chiíes de la aldea de Duyail en 1983 dicte su sentencia, casi con toda probabilidad condenatoria.

Por eso motivo, el primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, impuso hoy un «toque de queda total e indefinido» en Bagdad y las provincias de Salahedin y Diyala, ambas al norte de la capital- en previsión de actos de violencia ante el posible fallo contra el depuesto presidente.

El mandatario hizo el anuncio en un breve comunicado divulgado a través de la televisión oficial iraquí, «Al Iraquiya», que precisó que la medida excepcional entrará en vigor a las 06:00 hora local (03:00 GMT) del domingo y que la medida incluirá el cierre del aeropuerto internacional de Bagdad.

La cadena, sin embargo, no precisó hasta cuándo estará en vigor dicha medida en las tres provincias del centro de Irak.

Las provincias de Salahedín, cuya capital es Samarra y donde se encuentra Tikrit, cuna del depuesto dictador iraquí, y Diyala, cuya capital es Baquba, son dos zonas de mayoría árabe suní donde se concentra gran parte de los grupos rebeldes y terroristas que operan en Irak.

Un día antes de la imposición del toque, el ministerio iraquí de Defensa decretó el «estado de alerta» de las fuerzas armadas en el país por el mismo motivo.

La decisión de decretar el estado de alerta en las fuerzas armadas, que fue adoptada tras una reunión del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, con Abdul Qader el Obeidi, ministro de Defensa, y altos mandos de las fuerzas armadas y de seguridad, prevé la cancelación de todos los permisos de los oficiales y la convocatoria de los soldados de la reserva en las próximas doce horas.

Sin embargo, las medidas de excepción no han logrado evitar que ocho personas perdieran hoy la vida, y más de una decena resultara heridas, en diversos incidentes violentos ocurridos en el país.

La explosión de un coche bomba en las inmediaciones de la oficina de correos de la localidad de Al Mahmudiya, a 30 kilómetros al sur de la capital, acabó con la vida de un civil iraquí y causó heridas a tres personas más, informaron fuentes policiales.

Asimismo, fuentes policiales de la ciudad de Basora, a 550 kilómetros al sur de Bagdad, informaron hoy de que dos iraquíes perdieron la vida y cuatro expertos rusos resultaron heridos anoche en un ataque con cohetes «Katiushka» a una planta eléctrica.

Otros dos civiles iraquíes perdieron la vida y otros cinco resultaron heridos al ser acribillados hoy desde un coche en marcha por un grupo de desconocidos en el barrio de Al Hamra, en el oeste de la capital.

Poco después, dos personas perdieron la vida y otras cinco resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en un barrio del norte de la capital iraquí.

Un grupo armado asesinó a tiros a un periodista de la televisión independiente iraquí «Al Sharquiya», en la zona de Al Azamiya, en el este de Bagdad, informaron hoy fuentes del ministerio de Interior, con lo que el número de reporteros que han perdido la vida en Irak en lo que va de año asciende a 49.

también te puede interesar