Internacionales

La policía mexicana rodea universidad de Oaxaca, último bastión de los manifestantes

OAXACA – La policía antimotines mexicana rodeaba el jueves la universidad de Oaxaca, el bastión de los activistas de izquierda que demandan la salida del gobernador estatal, después que agentes federales ingresaran a la ciudad el fin de semana para acabar con un largo conflicto Las fuerzas antimotines lograron el domingo el control del centro […]

oaxaca
La policía antimotines mexicana rodeaba el jueves la universidad de Oaxaca. Reuters | Reuters

Redacción Central |

OAXACA – La policía antimotines mexicana rodeaba el jueves la universidad de Oaxaca, el bastión de los activistas de izquierda que demandan la salida del gobernador estatal, después que agentes federales ingresaran a la ciudad el fin de semana para acabar con un largo conflicto

Las fuerzas antimotines lograron el domingo el control del centro histórico del sureño centro turístico de Oaxaca, pero los manifestantes aún dominan algunas calles y la universidad autónoma, desde cuya estación de radio transmiten sus consignas.

Maestros apoyados por la organización radical de izquierda Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), que mantuvieron sitiada la ciudad durante cinco meses, exigen mejoras salariales y la salida del gobernador, Ulises Ruiz, a quien acusan de corrupto y represor.

«Vamos a pelear hasta que salga el gobernador, mira lo que nos está haciendo, mira como está gobernando al punto de la represión, a punta de golpes», dijo a Reuters Leonardo, un estudiante de 22 años parapetado tras un muro en la universidad, que portaba una máscara de tela para protegerse de los gases.

Cientos de policías con palos y escudos se apostaron temprano el jueves en un acceso a la universidad, desde donde lanzaron gases lacrimógenos dentro del recinto.

Estudiantes e izquierdistas armados con barras de metal, algunos con tapabocas y otros con escudos de madera, lanzaron piedras a los policías, mientras la APPO llamaba al pueblo de Oaxaca a defender la autonomía universitaria.

Vecinos enojados salieron de sus casas para defender la universidad y sumarse a cientos de activistas que salieron del recinto educativo para enfrentar a los agentes antimotines.

SIN PLANES PARA ENTRAR

El gobierno federal informó que la Policía Federal Preventiva desmontó el bloqueo que impedía el libre tránsito en una glorieta y que trabajaba en la limpieza de las calles aledañas a las instalaciones de la universidad.

«No se contempla en el plan de operaciones ingresar al recinto universitario», dijo la Secretaría de Seguridad Pública en un comunicado.

El conflicto en Oaxaca, famosa por sus cercanas ruinas prehispánicas, su arquitectura colonial y su comida, ha ahuyentado el turismo en la región, una de las mas pobres del país y con mayor población indígena.

El presidente de México, Vicente Fox, envió agentes antimotines a Oaxaca el fin de semana después que pistoleros vestidos de civil, aparentemente vinculados con la policía local, asesinaran el viernes a tres personas, entre ellas el camarógrafo estadounidense Bradley Will.

Según diarios locales, dos presuntos asesinos de Will -un funcionario y su guardaespaldas- fueron detenidos en la tarde del miércoles.

Tras la entrada de la policía federal a Oaxaca, el gobernador Ruiz se reinstaló en la ciudad capital y aseguró que no renunciará, pese a un exhorto de diputados y senadores.

Fox reconoció que heredará el conflicto a su sucesor Felipe Calderón, quien asumirá la presidencia el 1 de diciembre.

también te puede interesar