Internacionales

Bush confía que los republicanos conservarán la mayoría en el Congreso

SELLERSBURG – George W. Bush afirmó este sábado que los republicanos conservarán la mayoría en el Congreso y acusó a los demócratas de darle la espalda a la seguridad de los ciudadanos, en la última etapa de su campaña electoral, a diez días de las legislativas

bush
El presidente estadounidense George W. Bush - Foto: AFP | AFP

Redacción Central |

SELLERSBURG – George W. Bush afirmó este sábado que los republicanos conservarán la mayoría en el Congreso y acusó a los demócratas de darle la espalda a la seguridad de los ciudadanos, en la última etapa de su campaña electoral, a diez días de las legislativas

«Controlaremos la Cámara de Representantes y controlaremos el Senado de Estados Unidos» después del 7 de noviembre, dijo Bush en su primer gran acto público de la campaña, ante varios miles de personas en Sellersburg, Indiana (centro).

Mientras Irak está sumido en una escalada de violencia, los escándalos de corrupción y abuso sexual sacuden el Capitolio y la popularidad de Bush sigue en baja, el gobernante Partido Republicano se enfrenta a la amenaza de perder el dominio no sólo de la Cámara baja sino también de la alta.

Los demócratas deben ganar 15 escaños en Diputados y seis en el Senado para poder complicar políticamente la tarea de Bush de implementar su plan de gobierno en los años que le restan de mandato, que termina en enero de 2009.

A diez días de las elecciones y en uno de los cerca de 35 distritos que amenazan hacer tambalear a la mayoría republicana, Bush insistió en los dos argumentos de su campaña: con los republicanos, los estadounidenses están mejor protegidos de los terroristas; con los demócratas, pagarán más impuestos.

Por su lado, la oposición demócrata -que intenta transformar las elecciones en un referéndum contra Irak y contra Bush- prometió que trabajará con el gobierno del presidente para hallar una solución en Irak, en caso de que ganen el control del Congreso.

«Un Congreso democrático exigirá desde el primer día que el presidente halle la forma de salir adelante en Irak. Trabajaremos con el gobierno y otros republicanos para desarrollar un plan concreto, pero ninguno de nosotros está dispuesto a conformarse con retóricas vacías», añadió Webb, como parte de la respuesta del partido demócrata al discurso radial semanal de Bush.

Webb denunció «la incompetencia» de Bush, quien a su juicio no sólo no ha resuelto la cuestión iraquí sino además compromete la seguridad de Estados Unidos.

Irak es la principal preocupación de los 200 millones de estadounidenses llamados a renovar la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado estadounidense.

Bush reconoció nuevamente que la situación en el país asiático es difícil, objetó que los demócratas no tienen un «plan» al respecto y respondió: «Venceremos al enemigo en Irak. Tenemos un plan para la victoria».

Los demócratas «se retirarían antes de que el trabajo culmine», dijo el presidente, que señaló Irak como uno de los «frentes esenciales de la guerra contra el terrorismo», al tiempo que acusó a los demócratas de «sencillamente decirle no» a cualquier intento de proteger a los estadounidenses.

Por otro lado, «los demócratas aumentarán los impuestos, y los republicanos los mantendrán al más bajo nivel», dijo Bush.

«Cuando se trata de detener a los terroristas, cuál es la respuesta de los demócratas? No . Cuando se trata de interrogar a los terroristas, cuál es la respuesta de los demócratas?», dijo, haciendo referencia a los votos de este sector, en los últimos meses, en contra de algunas polémicas leyes antiterroristas.

En su mensaje semanal radial, Bush había advertido a los estadounidenses que sus impuestos aumentarán si los demócratas controlan el Congreso, e insistió en que los recortes adoptados en su administración no se volverán a autorizar.

«La próxima vez que estén cenando en casa, miren alrededor de la mesa y multipliquen el número de hijos que tienen por 500 dólares», dijo Bush. «Eso es lo que estarán pagando a Washington en impuestos si los demócratas toman control del Congreso».

Según el mandatario, el 7 de noviembre los estadounidenses deben decidir quién es capaz de proteger mejor al país contra un nuevo ataque terrorista y quién asegurará mejor la continuidad del crecimiento económico y de empleo.

también te puede interesar