Internacionales

Fidel reaparece en televisión tras 40 días de ausencia mediática

LA HABANA – El convaleciente presidente cubano Fidel Castro, terminó este sábado con una ola de especulaciones y rumores críticos sobre su salud, al aparecer durante cinco minutos en la televisión nacional, vistiendo un simbólico traje de calentamiento de los deportistas locales. «Ahora, cuando nuestros enemigos prematuramente me han declarado moribundo o muerto, me complace […]

fidel-castro
Fotos: Juventud Rebelde | JR

Redacción Central |

LA HABANA – El convaleciente presidente cubano Fidel Castro, terminó este sábado con una ola de especulaciones y rumores críticos sobre su salud, al aparecer durante cinco minutos en la televisión nacional, vistiendo un simbólico traje de calentamiento de los deportistas locales.

«Ahora, cuando nuestros enemigos prematuramente me han declarado moribundo o muerto, me complace enviar a mis compatriotas y a los amigos en el mundo, este pequeño material fílmico», dijo Castro vestido con un traje deportivo con los colores de la bandera nacional y su nombre estampado en el pecho.

Desde el 18 de setiembre, tras terminar la XIV Cumbre de los Países No Alineados en La Habana, durante la cual recibió a varias personalidades en su retiro hospitalario, Castro se esfumó de los medios cubanos, tanto en comunicados, fotos o videos.

El mandatario sufrió una grave crisis intestinal el 26 de julio pasado, después de una agotadora jornada de actos en las orientales provincias de Granma y Holguín, y tuvo que ser operado con premura el 27.

Cuatro días después, mediante una proclama a la nación, Castro, que cumplió 80 años el 13 de agosto, transfirió sus poderes a su hermano Raúl y desde entonces permanece en una recuperación que él mismo ha dicho y reiterado este sábado será «larga y no exenta de riesgos».

En esos 40 días de ausencia mediática, numerosos rumores circularon por Cuba que le atribuían una recaída en su enfermedad, incluso una segunda y tercera operaciones quirúrgicas.

Fuera de Cuba, fundamentalmente en Estados Unidos y Venezuela, se hablaba de cáncer terminal, cáncer estomacal, de un estado crítico al borde la muerte, incluso, de una muerte ocurrida pero ocultada.

«Participo en muchas cosas, observo las principales noticias por televisión, también participo en muchas de las decisiones más importantes con los compañeros de la dirección del Partido (Comunista) y del Gobierno», añadió Castro, quien afirmó que con la campaña sobre su salud, sus enemigos han hecho «el ridículo».

Menos delgado que el 4 de setiembre, en su último mensaje, en el cual explicó que había perdido mas de 17Kg a pesar de reposo absoluto, Castro se mostró hoy caminando solo, dando cortos pasos y con movimiento de brazos al salir de un elevador en un lugar desconocido hasta ahora.

Mostró además uno de los teléfonos de la habitación donde se repone y dijo que «hago un número de llamadas todos los días».

Señaló que las especulaciones sobre su gravedad y su muerte en órganos de prensa de varios países no lo deprimen, por el contrario «me estimulan a trabajar y a luchar».

En tono irónico, Castro dijo que «ahora vamos a ver que dicen, ahora tendrán que resucitarme, ¿no?».

Las imágenes fueron mostradas sin aviso en el programa televisivo Mesa Redonda, con una introducción, y repetidas al final, lo que resultó sorpresivo para los cubanos, no así para corresponsales extranjeros, advertidos una hora antes sobre algo importante en ese espacio.

Tras terminar el programa, repetición de una edición dedicada a una entrevista con el cantautor Silvio Rodríguez, el Noticiero Nacional de Televisión, repitió las imágenes y palabras de Castro.

«Sé que los problemas del mundo son muy complicados, muy serios y surgen por todas partes. Y siento la obligación de hacer un especial esfuerzo para evitarle a la humanidad una catástrofe fatal», dijo Castro en su breve intervención.

también te puede interesar