Internacionales

Irán instala nuevo equipo atómico pese a la amenaza de sanciones de la ONU

TEHERAN – Irán anunció el miércoles la instalación y la próxima puesta en marcha de una segunda cascada de centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio, desafiando así la amenaza de la comunidad internacional de imponerle sanciones

Mahmud Ahmadinejad
El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad | AFP

Redacción Central |

TEHERAN – Irán anunció el miércoles la instalación y la próxima puesta en marcha de una segunda cascada de centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio, desafiando así la amenaza de la comunidad internacional de imponerle sanciones

Un grupo de grandes potencias envió el martes a China y Rusia un proyecto de resolución a ser presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU que incluye sanciones económicas y comerciales contra Teherán, dijeron fuentes diplomáticas.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, urgió al Consejo de Seguridad de la ONU a que adopte una resolución que imponga sanciones contra el programa nuclear de Irán y consideró que de lo contrario la organización se arriesgará a perder credibilidad.

«Para que la comunidad internacional sea creíble, debe aprobar una resolución ahora que penalice a Irán por su desafío», subrayó Rice el miércoles en Washington.

«La segunda cascada fue instalada hace dos semanas y vamos a suministrarle gas (uranio hexafluorido UF6) esta semana», declaró una fuente oficial iraní citada por la agencia de prensa oficial ISNA.

«Poco después de la inyección de gas tendremos el producto de la segunda cascada», agregó, en referencia al uranio enriquecido.

Un diplomático había anunciado el lunes en Viena, sede de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que Teherán probaba «desde hace un tiempo» su segunda cascada de 164 centrifugadoras, aunque «al vacío», es decir, sin introducir el gas de uranio.

La segunda cascada, un conjunto de centrifugadoras, está instalada en el centro de enriquecimiento de Natanz (centro), donde una primera cascada permitió en abril obtener uranio enriquecido a casi el 5%.

Basta con mantener el proceso de enriquecimiento con un gran número de centrifugadoras y durante suficiente tiempo para obtener uranio enriquecido al 90%, cuyo uso es exclusivamente militar.

La instalación iraní está todavía lejos de conseguir esos resultados, incluso aunque en palabras del portavoz del departamento de Estado estadounidense, Sean McCormack, «está claro que Irán prosigue a toda máquina su programa nuclear».

Teherán asegura que su programa nuclear tiene una finalidad exclusivamente civil y que no pretende producir uranio altamente enriquecido, pero las grandes potencias temen que utilice este procedimiento para conseguir la bomba atómica.

El proyecto de resolución enviado a Pekín y Moscú es fruto del trabajo común de Alemania, Francia y Gran Bretaña, en coordinación con Estados Unidos; el objetivo es obligar a Irán a suspender el enriquecimiento de uranio.

Según los elementos del texto conocidos por la AFP, el proyecto invoca el artículo 41 del capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que permite imponer sanciones económicas y diplomáticas, pero no militares, en caso de que no se respete una resolución.

El texto no menciona la construcción de la central nuclear iraní de Buchehr (sur), en la que participa Rusia.

Fuentes diplomáticas habían señalado las reticencias de Rusia, que desea que Buchehr esté excluida del régimen de sanciones contra Irán, algo a lo que se opondría Estados Unidos.

El jueves podría celebrarse una nueva reunión entre los cinco representantes permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, China, Francia, Gran Bretaña, Rusia) y Alemania, indicó el miércoles un diplomático.

también te puede interesar