Internacionales

Lula amplía su ventaja sobre Alckmin

A 8 días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el presidente brasilero tiene ahora el 62 por ciento de los votos válidos, frente al 38 de su rival. El candidato del Partido de los Trabajadores aseguró que, si obtiene un segundo mandato, ya no habrá escándalos de corrupción como los que golpearon a […]

lula en discurso
Foto: AP | AP

Redacción Central |

A 8 días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el presidente brasilero tiene ahora el 62 por ciento de los votos válidos, frente al 38 de su rival. El candidato del Partido de los Trabajadores aseguró que, si obtiene un segundo mandato, ya no habrá escándalos de corrupción como los que golpearon a su agrupación.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva continúa ampliando su ventaja, a ocho días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, y tiene ahora el 62 por ciento de los votos válidos, frente al 38 de su rival, Geraldo Alckmin, según la última encuesta, divulgada hoy por el instituto Ibope.

En guarismos sin proyectar, el sondeo otorga al presidente el 57 por ciento de los votos, cinco puntos más que en la encuesta anterior, del 12 de octubre, mientras que los votos blancos y nulos suman el cuatro por ciento, misma proporción de los indecisos.

Ibope entrevistó a 3.010 personas, en 198 municipios de todo el país, el 18 y 19 de enero, y el margen de error de la encuesta es de dos puntos, consignó la agencia italiana Ansa.

El nuevo sondeo confirma otros divulgados en los últimos días por las empresas Datafolha y Vox Pópuli, en los que el presidente tiene diferencias de 22 y 20 puntos sobre el socialdemócrata Alckmin, ex gobernador de San Pablo.

A pesar de la ventaja creciente que le dan estas encuestas, el presidente y candidato del Partido de los Trabajadores (PT) se mostró prudente durante un acto electoral que realizó anoche en Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, poco después de la divulgación de la encuesta de Ibope.

«Quiero que no se pongan tristes ni alegres por la encuesta. Tenemos diez días para trabajar, visitar cada casa y puerta de fábrica», dijo Lula.

Da Silva aseguró que, si obtiene un segundo mandato, ya no habrá escándalos de corrupción como los que golpearon a su Partido de los Trabajadores.

«Ahora ya aprendimos, ya estamos más tranquilos. Esta vez, ahora, compañeros petistas no irán a hacer las estupideces que hicieron en este mandato», afirmó.

Analistas coinciden en que la divulgación del último escándalo que involucró a petistas -la compra de un dossier con acusaciones de corrupción contra la oposición- impidió a Lula da Silva ganar en la primera vuelta, como predecían las encuestas.

El presidente destacó en Belo Horizonte la importancia de tener que disputar el balotaje, previsto para el 29 de octubre.

«Fue importante para que el pueblo brasileño pueda ver concretamente la diferencia de dos proyectos que están en disputa», afirmó.

también te puede interesar