Internacionales

Bush sostiene reunión sobre posible cambio de estrategia en Irak

WASHINGTON – El presidente George W. Bush revisó el sábado la estrategia en Irak con sus altos mandos militares y consejeros de seguridad nacional, pero dio a entender su poca inclinación hacia cambios importantes a una guerra cada vez menos popular.

George W Bush
El presidente George W. Bush habla durante un evento para recaudar fondos en Washington - Foto: AP | AP

Redacción Central |

WASHINGTON – El presidente George W. Bush revisó el sábado la estrategia en Irak con sus altos mandos militares y consejeros de seguridad nacional, pero dio a entender su poca inclinación hacia cambios importantes a una guerra cada vez menos popular.

«Nuestra meta en Irak es clara y sin cambios: Nuestra meta es la victoria. Lo que está cambiando son las tácticas para lograr esa meta», dijo Bush en su alocución semanal por radio.

Ante la presión de ambos partidos para revisar de manera profunda sus políticas para Irak, con miras a los comicios legislativos de noviembre, la Casa Blanca se encuentra en una situación difícil.

La Casa Blanca se aseguró de destacar el encuentro de alto nivel a la luz de las cada vez peores condiciones en Irak, donde octubre es ya el mes más cruento en lo que va del año para el ejército estadounidense. Al mismo tiempo, las autoridades calificaron la sesión como rutina y como parte de una discusión continua que busca meramente ajustes tácticos, no una reestructuración radical, a la política de guerra.

«Yo no vería esto como una señal de una fuerte presión para ajustes radicales», dijo la secretaria de Estado Condoleezza Rice sobre el encuentro en la Casa Blanca. Rice, en viaje desde Asia a Moscú, dijo a la prensa que Bush suele tener conversaciones con sus generales en Irak, como hizo recientemente en su residencia de descanso en Campo David.

El viernes, el secretario de defensa Donald H. Rumsfeld dijo que funcionarios como el general George Casey, jefe de la coalición multinacional encabezada por Estados Unidos en Irak, y el embajador de Estados Unidos, Zalmay Jalilzad, trabajan con el gobierno iraquí para determinar cuándo se podrán dejar las responsabilidades en materia de seguridad y gobierno a las autoridades de esa nación.

El diario The New York Times, en un artículo publicado en su portal de internet el sábado, dijo que un plan preparado por Casey y Jalilzad podría fijarle por primera vez a Irak plazos para el desarme de milicias y el cumplimiento de otras metas políticas y económicas.

Sin embargo, indicó que el proyecto, a ser presentado al primer ministro iraquí Nuri al-Maliki antes de fin de año, no amenazaría a Irak con la retirada de las fuerzas estadounidenses.

En una valoración de la situación en Irak, Alberto Fernández, director de diplomacia pública en la Oficina de Asuntos del Cercano Oriente en el Departamento de Estado, dijo el sábado en una entrevista para la televisora panarábica al-Yazira que Estados Unidos había mostrado «arrogancia» y «estupidez» en Irak pero que estaba dispuesto a dialogar con los distintos grupos en el país, salvo al-Qaida en Irak, para lograr la reconciliación del país.

también te puede interesar