Internacionales

ONU bloqueada entre Venezuela y Guatemala

NACIONES UNIDAS – Guatemala y Venezuela deberán esperar hasta la próxima semana para determinar si mejoran sus perspectivas de obtener un cupo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU
Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU | EFE

Redacción Central |

NACIONES UNIDAS – Guatemala y Venezuela deberán esperar hasta la próxima semana para determinar si mejoran sus perspectivas de obtener un cupo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Tras 35 votaciones desde el lunes, la Asamblea General de la ONU no se ha inclinado definitivamente por ningún candidato y aplazó una nueva consulta hasta el próximo miércoles.

Salvo un empate que se registró en la sexta consulta, Guatemala ha aventajado a su rival en 34 de las 35 votaciones casi siempre con cómoda ventaja, aunque sin lograr los dos tercios necesarios entre los 192 miembros de la Asamblea.

En la 13ra y última votación del jueves, los guatemaltecos sumaron 103 votos a favor por los 81 de Venezuela.

La tendencia favorable a Guatemala no ha disuadido a Caracas de abandonar la pugna por el asiento no permanente en el organismo de la ONU.

El embajador venezolano ante la ONU, Francisco Arias Cárdenas, señaló que su país no abandonará la lucha, ya que ello representaría ceder a los «chantajes y las imposiciones» de Estados Unidos.

Renunciar implicaría que «Venezuela se rinde, se humilla y se va», dijo Arias Cárdenas. «No han logrado eliminarnos», agregó en referencia a Washington, a quien ha acusado de maniobrar para descarrilar su candidatura.

El estancamiento tiene visos de prolongarse, ya que Guatemala también se muestra renuente a renunciar y el bloque de Latinoamérica y el Caribe no logró un acuerdo para postular un candidato de consenso el miércoles, en que hubo un receso en la votación.

«Seguiremos en la lucha», señaló el canciller guatemalteco Gert Rosenthal.

Desistir «sería darle una ventaja a un país que ha estado con 30 votos menos», dijo el canciller a la AP.

Rosenthal explicó que aprovecharán el receso en que entró la Asamblea General para «hacer algunas consultas» y buscar apoyos para que Venezuela deponga su candidatura.

«Es lo que ocurriría normalmente, ellos no tienen la más mínima posibilidad de ganar, podrían bajarse y darnos la oportunidad a nosotros, pero quieren seguir para largo… dicen que pelean por principios», indicó.

Rosenthal aseguró que no le quedará más remedio que sostener su candidatura si Caracas insiste en continuar, aunque declaró que no están empecinados en mantenerse a toda costa.

Para no frenar otras actividades en la Asamblea, los candidatos acordaron anular la celebración diaria de las consultas y aplazarlas hasta el próximo miércoles.

Los próximos días podrían ser clave para el cabildeo de ambos países, que buscarán el apoyo que les falta para hacerse con el escaño. Asimismo, podría cobrar fuerza la idea de un candidato de consenso que acabe con la división.

«Existe en el ambiente la idea que haya un tercer candidato de consenso, pero a Guatemala no le interesa porque necesitamos apenas 14 votos para llegar a los dos tercios y estamos empeñados en ello, pero no es fácil», añadió el canciller guatemalteco.

Los centroamericanos llegaron a estar a ocho votos de la banca el lunes, pero desde entonces sus votos han oscilado entre los 100 y 112. El número requerido para vencer depende de las abstenciones, pero suele estar entre los 128 y 124.

Guatemaltecos y venezolanos se disputan la plaza latinoamericana y del Caribe que dejará Argentina el 31 de diciembre, al vencerse su período de dos años.

Si ningún país da su brazo a torcer y se mantiene la división en la Asamblea, las votaciones podrían continuar durante meses.

En 1979, la Asamblea General realizó un récord de 155 rondas para cubrir la banca de América Latina: luego de 154 consultas en las que no definía entre Colombia y Cuba, se le dio paso a México.

Guatemala ha estado en el Consejo en cuatro ocasiones, mientras que Guatemala nunca ha ocupado dicho puesto.

El Consejo de Seguridad tiene cinco miembros permanentes: China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos, a los que se le suman 10 que no son permanentes y que son elegidos por dos años sin derecho a la reelección inmediata.

Los 192 miembros de Asamblea General reemplazaron el lunes a Dinamarca, Grecia, Japón y Tanzania. Los elegidos fueron Bélgica, Indonesia, Italia y Sudáfrica. En esas contiendas no hubo dudas.

De esta forma, el Consejo quedará compuesto por los nuevos miembros, los cinco permanentes, además del Congo, Ghana, Qatar, Perú y Eslovaquia.

también te puede interesar