Internacionales

ONU: Latinoamérica no logra candidato de consenso

NACIONES UNIDAS – Ante la posición irreductible de Venezuela y la insistencia de Guatemala en seguir buscando los votos que le faltan, el bloque de Latinoamérica y el Caribe en las Naciones Unidas fracasó el miércoles en su intento de postular un candidato de consenso al Consejo de Seguridad. Venezuela fue a una reunión informal […]

Redacción Central |

NACIONES UNIDAS – Ante la posición irreductible de Venezuela y la insistencia de Guatemala en seguir buscando los votos que le faltan, el bloque de Latinoamérica y el Caribe en las Naciones Unidas fracasó el miércoles en su intento de postular un candidato de consenso al Consejo de Seguridad.

Venezuela fue a una reunión informal de ese bloque con la intención expresa de «parar los chantajes e imposiciones de Estados Unidos», que apoya a Guatemala, según dijo el embajador venezolano ante la ONU, Francisco Arias Cárdenas.

Guatemala, que terminó arriba en 21 de las 22 votaciones realizadas en la Asamblea General entre el lunes y el martes pero sin lograr los dos tercios necesarios, mantuvo su pretensión a quedarse con una banca que nunca ha ocupado, pero se mostró dispuesta a aceptar eventualmente un candidato de consenso si no se llega a un acuerdo.

«Lo que se está definiendo en la Asamblea es la posibilidad de parar los chantajes y las imposiciones de los grandes para colocar en los espacios de decisión a los países que les convienen para su propio propósito de dominación», afirmó el venezolano Arias Cárdenas.

Por su parte el canciller guatemalteco, Gerth Rosenthal, dijo que su país seguirá insistiendo en su candidatura en nuevas ruedas de votación a partir del jueves. El miércoles hubo una pausa en las votaciones para permitir la reunión y proseguirán el jueves.

«Vamos a seguir unos días más», dijo, «y luego vamos a volver a reunirnos a nivel del grupo».

«Si no estuviera tan polarizada esta contienda», agregó Rosenthal, «el país al que el adversario le lleva 30 puntos normalmente se retira», en alusión a que Guatemala estuvo en ventaja en todas las votaciones menos una, que fue empate. «El hecho de que Venezuela no se baje yo lo entiendo, es más, lo respeto. Los dos estamos trabajando por los votos».

El embajador de Chile, Heraldo Muñoz, resalto el «ambiente constructivo» pero admitió que no hay solución a la vista.

«En definitiva», comentó, «cualquier solución pasa por ambos candidatos, que tienen candidaturas legítimas, y el derecho a que la Asamblea General pueda decidirse democráticamente. Hay que esperar. Estas situaciones requieren su tiempo y me parece que todavía es necesario que los candidatos sigan sometiendo sus acciones a la Asamblea General».

La votación para ocupar una banca en el Consejo de Seguridad suele ser un asunto rutinario, pero esta vez se proyectó como una contienda ideológica entre Venezuela, acerbo crítico de las políticas de Estados Unidos, y Guatemala, que cuenta con el abierto respaldo de Washington.

«No se trata de una confrontación entre Guatemala y Venezuela», aseguró el embajador venezolano. «Tampoco una confrontación entre Estados Unidos y Venezuela. Buscamos un acuerdo para evitar que se consolide el veto antes de entrar al Consejo de Seguridad. No puede ser que un país ejerza el poder de veto dentro del Consejo de Seguridad y antes del Consejo de Seguridad».

El Consejo de Seguridad está integrado por cinco miembros permanentes con derecho a veto: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, y diez miembros no permanentes sin derecho a veto que rotan cada dos años. Estos últimos se eligen por regiones, y los dos países en la actual contienda buscan ocupar la banca que dejará vacante Argentina a fin de año.

El embajador venezolano insistió en asociar la candidatura de Guatemala con el apoyo que le brinda Estados Unidos, «un país que pretende decir con muchísima fuerza: este es mi candidato y este no es mi candidato ».

“No podemos admitirlo _dijo_, porque si lo admitiéramos estaríamos acabando con las posibilidades de democracia. Lo que se está definiendo aquí es parar el veto que los Estados Unidos pretenden imponer a un país para que no compita en igualdad de condiciones”.

«Les pedí a mis colegas embajadores», afirmó tras la reunión a puertas cerradas en una pequeña sala de conferencias en la ONU, oponerse «a ese tipo de actitudes».

El delegado venezolano pidió que Estados Unidos diga públicamente que «no vamos a seguir presionando y sigan la votación en paz».

Las votaciones pueden prolongarse casi indefinidamente. En 1979, la Asamblea General realizó un récord de 155 rondas para designar al candidato por América Latina, pero tras 154 consultas en las que no se definía entre Colombia y Cuba, se le dio paso a México.

también te puede interesar