Internacionales

Corea del Norte: indicios de otra posible prueba nuclear

SEUL, Corea del Sur – Imágenes de satélite mostraron que Corea del Norte parece estar preparando una segunda prueba nuclear, informaron autoridades el martes, mientras el régimen norcoreano calificó de declaración de guerra las sanciones que le aplicó la ONU

Condoleza Rice
Secretaria de Estado de EUA Condoleezza Rice saluda al canciller surcoreano Ban Ki-Moon y al canciller japonés Taro Aso previo al inicio de una conversación sobre el problema nuclear - Foto: AFP | AFP

Redacción Central |

SEUL, Corea del Sur – Imágenes de satélite mostraron que Corea del Norte parece estar preparando una segunda prueba nuclear, informaron autoridades el martes, mientras el régimen norcoreano calificó de declaración de guerra las sanciones que le aplicó la ONU

El enviado estadounidense Christopher Hill dijo a la prensa en Seúl que otra prueba nuclear sería “una respuesta muy beligerante” para el mundo.

Al mismo tiempo, China, el aliado más antiguo de Corea del Norte y su mayor socio comercial, advirtió al gobierno de Pyongyang que no agrave las tensiones ante la condena de las Naciones Unidas a su ensayo nuclear del 9 de octubre.

Un prominente funcionario estadounidense de defensa refirió que las preocupaciones por una segunda prueba provienen en parte de nuevas imágenes de satélite que indican actividad inusual en al menos dos sitios norcoreanos.

La actividad, iniciada hace varios días, incluyen la preparación de terreno en un lugar y la construcción de algunas instalaciones y otras estructuras, señaló el funcionario en declaraciones anónimas por la implicación de información de inteligencia.

Aclaró que el propósito de las nuevas estructuras es incierto, pero que 3/4existe preocupación porque Norcorea dejó abierta la posibilidad de una segunda prueba.

El gobierno de Japón tiene también “información” de otra posible explosión, dijo el canciller Taro Aso a periodistas sin detallar.

Un alto funcionario de Corea del Sur dijo a corresponsales que pese a los visos de un posible segundo ensayo, era improbable que fuera inminente.

En Seúl, Hill dijo que Norcorea suponía erróneamente que ganaría más respeto con explosiones atómicas.

“El hecho es que las pruebas nucleares hacen que los respetemos menos”, agregó, y dijo que los comentarios más recientes del Norte sobre las sanciones no eran de mucha ayuda.

El intercambio de declaraciones se produjo mientras la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, se preparaba para iniciar una gira por Japón, Corea del Sur, China y Rusia, a fin de discutir cómo aplicar las sanciones que la ONU aprobó el sábado.

La gira de Rice es un esfuerzo diplomático para tratar de persuadir a los aliados asiáticos y a Rusia a intensificar el aislamiento de Norcorea aplicando las restricciones al comercio de artículos peligrosos.

La secretaria de estado viajaba el martes a Japón, primera escala del viaje, en medio de indicios de preocupación en China y Corea del Sur sobre las sanciones aplicadas por el Consejo de Seguridad. La resolución de la ONU plantea obligar a Corea del Norte a abandonar su programa de armas nucleares.

La Casa Blanca dijo el martes que no sería de sorprender que Norcorea intentara otra prueba nuclear de modo “provocador”.

“No sería algo positivo para ellos, pero por cierto tampoco sería raro que lo hicieran”, comentó en Washington el secretario de prensa de la Casa Blanca, Tony Snow. “No vamos a discutir ningún asunto particular de inteligencia, pero si se observan los antecedentes, creo que es razonable anticipar que el gobierno de Corea del Norte hará lo que pueda para poner a prueba la voluntad, la determinación y la unidad de las Naciones Unidas”.

En Corea del Norte, el país celebró el 80mo aniversario de la “Unión Abajo el Imperialismo”, la plataforma política del partido gobernante. En varias localidades hubo desfiles y en una plaza central de la capital se realizó un mitin multitudinario.

En Pyongyang, centenares de mujeres con vestimenta de colores brillantes entonaron piezas tradicionales y portaron ramos de flores, algunos dedicados a Kim Il Sung, el padre finado del líder actual Kim Jong Il.

también te puede interesar