Internacionales

Entrevista a Guadalupe Godoy, abogada de Julio López

La abogada Guadalupe Godoy, patrocinante de Julio López, no quiso polemizar con Hebe de Bonafini, pero respondió a las acusaciones de la dirigente de las Madres de Plaza de Mayo contra el albañil desaparecido. Por principio, nunca investigamos a las víctimas de la dictadura, dijo la letrada, y puntualizó que la única persona que pidió las renuncias del gobernador Felipe Solá y del ministro León Arslanián fue Hebe. Nosotros sólo les exigimos que investiguen

Julio López
|

Redacción Central |

La abogada Guadalupe Godoy, patrocinante de Julio López, no quiso polemizar con Hebe de Bonafini, pero respondió a las acusaciones de la dirigente de las Madres de Plaza de Mayo contra el albañil desaparecido. «Por principio, nunca investigamos a las víctimas de la dictadura», dijo la letrada, y puntualizó que la única persona que pidió las renuncias del gobernador Felipe Solá y del ministro León Arslanián fue Hebe. Nosotros sólo les exigimos que investiguen

-Hebe de Bonafini dijo que al presidente le quieren tirar un muerto y que además deberíamos investigar el pasado de Julio López ¿Qué reflexión merece esto?

-En lo personal por mi edad soy parte de una generación en la cual Hebe es un referente moral y político. Entrar en una polémica con ella no tiene ningún sentido, no ayuda a encontrar a Julio, y es muy doloroso. Por otro lado, desde los organismos siempre hemos luchado por no investigar a la víctima, no ayuda a lo principal que es encontrar a Julio con vida.

-Hebe dice que Julio tenía privilegios en los centros donde estuvo detenido…

-Los organismos que llevamos adelante la querella en el juicio a Etchecolatz, estuvimos presente en todos y cada uno de los testimonios que se prestaron en el juicio, escuchamos el testimonio de Julio, No era la primera vez que declaraba, ya que lo hizo desde el año 1998, y basta con leer los testimonios para saber de quién estamos hablando. Uno de los principios que siempre los organismos de derechos humanos llevaron adelante, como por ejemplo con los presos políticos, es cuando hay diferencias y hay cuestionamientos, se hacen cuando el compañero pueda hacerlo, no cuando no está. Lo dijo muy claramente el juez Rosansky, quien precisamente es especialista en abuso de menores, y que es una premisa que siempre se lleva desde el Poder Judicial, que es que no se debe investigar a la víctima.

-¿Por qué piensa que Bonafini tuvo esta postura? ¿Es por el Gobierno?

-El Gobierno está tan afectado como todos; acá hay en juego muchas cosas. Nosotros nunca hemos puesto en discusión eso, jamás equiparamos este Gobierno a una dictadura ni tampoco dijimos que es el culpable. Simplemente exigimos, ya que ellos tienen el aparato del Estado, que pongan todos los medios a disposición para encontrar a Julio.

-¿Qué hipótesis tienen acerca de la desaparición de Julio?

-Seguimos teniendo la misma que manifestamos en miércoles de la semana pasada. Julio ha sido víctima de un secuestro, su ausencia no es voluntaria y en este secuestro está implicado un sector de la policía bonaerense.

-¿Tiene que ver con efectivos en activad?

-Esa interpretación le corresponde al Gobierno, ya que ellos son los que están en condiciones de saber en qué estado se encuentra la fuerza que ellos dirigen y si hay posibilidad que un sector, ya sea activo o mano de obra desocupada, tenga la capacidad operativa de realizar un tipo de acción como esta, y un tipo de acción como la del cadáver calcinado y acribillado en el camino de Punta Lara en La Plata. Ese cuerpo apareció en el mismo lugar en donde aparecían los militantes que asesinaba la Triple A, y a quince cuadras del juez Rosansky. Nosotros no podemos hacer la interpretación política ya que el contexto en el cual se llevan a cabo los juicios contra la impunidad, debe ser analizado por el Estado. No podemos ser nosotros los que pedimos seguridad para los testigos cuando pensamos que estamos en un contexto propicio para llevar adelante los juicios. El que tiene que advertir que ese contexto no es propicio, es el Estado, quien tiene los mecanismos para saberlo. Tiene inteligencia, capacidad operativa, los elementos para decir que hay que tomar precauciones. No somos nosotros y tampoco la justicia federal. Pretender ahora que son los jueces quienes deberían haber tomado medidas no. No hay medida posible en este tipo de juicio que tenga que ver con custodia policial o algo por el estilo. Lo único que garantiza que un testigo se anime a declarar, hable y colabore es un contexto político adecuado.

-¿Hay diferencia en ese contexto entre el gobierno nacional y el de Solá?

-El Estado es uno, ellos se tienen que poner de acuerdo. Existe un ministro del Interior, una sola SIDE, existen herramientas federales y otras provinciales, y en todo caso hay que coordinarlas. No podemos permitir que prime sobre la necesidad de encontrar a Julio con vida, intereses y disputas políticas o partidarias, o que prime la necesidad de no hacerse de un puesto político.

-¿Piensa que Solá no tiene control sobre la Bonaerense?

-Eso lo tiene que decir él. Creo que él no lo dice porque significaría una gravedad institucional. Es evidente que si nos reconocen esas hipótesis, y después no pueden blanquearla, que hay motivos que no se sin son políticos o de seguridad. No somos nosotros los que hemos pedido la renuncia de Solá y Arslanián, sino que fue Hebe de Bonafini. No queremos que renuncie nadie, queremos que investiguen. Nosotros tenemos otras funciones, es por eso que nos negamos a ser parte de la investigación junto con el Ministerio.

-¿Cuál fue el último contacto que tuvieron con gente del gobierno nacional o provincial en cuanto a Julio?

-Tenemos un contacto diario con el Ministerio de Seguridad, una vez al día dos compañeros de diferentes organizaciones se comunican con el Ministerio para que informen sobre los últimos pasos.

-¿Cuál es la última novedad?

-Ninguna. Sigue todo como el primer día.

-¿Qué esperanzas tienen de que Julio aparezca con vida?

-Toda, necesitamos tenerla.

Tomado de Diario Tribuno de Salta

también te puede interesar