Internacionales

Elecciones en ECUADOR

GUAYAQUIL, Ecuador – Los ecuatorianos se aprestan a elegir presidente este domingo y los candidatos con mayor opción son un izquierdista cercano al mandatario venezolano Hugo Chávez, un magnate que hizo regalos en la campaña electoral y un fogueado político socialdemócrata

Redacción Central |

GUAYAQUIL, Ecuador – Los ecuatorianos se aprestan a elegir presidente este domingo y los candidatos con mayor opción son un izquierdista cercano al mandatario venezolano Hugo Chávez, un magnate que hizo regalos en la campaña electoral y un fogueado político socialdemócrata

Luego de 45 días de intensa proselitismo, según algunos analistas los discursos de los candidatos abundaron en propuestas populistas, y la conducción del país podría quedar en manos de un presidente con políticas de esa índole.

Rafael Correa, izquierdista, se ubicó en el primer lugar en los sondeos gracias a su discurso antisistema, recogiendo el descontento popular con la clase política, a la cual promete «castigar». Ha proclamado ser amigo del Chávez, sin determinarse si ello lo ayudará o perjudicará.

El candidato de 43 años apareció como una opción joven, sin compromisos con los partidos tradicionales, con carisma y anunciando una «revolución ciudadana». Asegura que ganará en una sola vuelta y ha denunciado un posible fraude electoral en su contra.

El magnate bananero Alvaro Noboa, considerado la persona más rica de Ecuador, y que aspira por tercera vez a la presidencia, espera conseguir los resultados de un campaña permanente de ocho años. Desde 1998 recorre el país regalando a la gente medicinas, camisetas, computadores, sillas de ruedas e incluso dinero.

En sus últimos comerciales de televisión, el dueño de más de 110 empresas afirmó que Correa «representa el comunismo y la vida como en Cuba», y dijo que con él, en cambio, el país recibirá inversión extranjera para generar empleo y bienestar.

En sus discursos invocó a Dios y ofreció construir 300.000 viviendas al año y crear más de tres millones de puestos de trabajo.

En el tercer lugar de las preferencias electorales, según las encuestas, quedó León Roldós, quien durante varios meses figuró en el primer lugar, pero en las últimas semanas fue sobrepasado por Correa y luego Noboa. Reconoció errores en su estrategia de campaña en parte por considerar que su elección estaba asegurada y, además, aparece como una opción intermedia entre dos propuestas radicales, lo que le habría hecho perder terreno, según analistas.

«Hay dos (opciones) radicalmente opuestas, cuando el uno (Correa) dice que va a echar el tratado de libre comercio con Estados Unidos al tacho de basura y el otro (Noboa) dice «no tendré relaciones con Venezuela, ni con Cuba», adujo Roldós.

Roldós, que fue vicepresidente (1981-1984), tiene una larga trayectoria en la administración pública, en la que hasta sus adversarios destacan su honestidad.

Acompañado de su círculo íntimo, durante un desayuno en un restaurante donde la gente lo recibió con aplausos, comentó a la AP que su candidatura «es la opción de la sensatez, de la racionalidad, del cambio con estabilidad».

Más de 9,1 millones de ecuatorianos deben elegir el domingo a un presidente, vicepresidente, 100 diputados y a más de 700 autoridades regionales.

Si ninguno de los candidatos presidenciales obtiene la mayoría más uno de los sufragios, o el 40% superando en 10% al segundo, está prevista una segunda vuelta el 26 de noviembre entre los dos más votados.

El ganador de los comicios debe suceder al presidente Alfredo Palacio el 15 de enero del 2007 para un periodo de cuatro años.

también te puede interesar