Internacionales

Nuevas informaciones sobre monolito descubierto en México

México (PL) El monolito prehispánico descubierto en el centro histórico de México el pasado 2 de octubre, corresponde a la fase VII constructiva del Templo Mayor (1502-1521), confirmaron hoy arqueólogos que trabajan en el rescate de la roca. En conferencia de prensa, el profesor Eduardo Matos, destacó que la enorme piedra está tallada por sus […]

Tláloc
|

Redacción Central |

México (PL) El monolito prehispánico descubierto en el centro histórico de México el pasado 2 de octubre, corresponde a la fase VII constructiva del Templo Mayor (1502-1521), confirmaron hoy arqueólogos que trabajan en el rescate de la roca.

En conferencia de prensa, el profesor Eduardo Matos, destacó que la enorme piedra está tallada por sus tres lados visibles y según los primeros indicios podría representar al Dios Tlatecutli, el señor de la Tierra.

Sin embargo, el experto, recalcó que es necesario esperar aún un tiempo más, cuando todo el monolito haya sido descubierto y pueda ser visualizado en su totalidad.

Se estima que el monumento es uno de los mayores encontrados, con más de cuatro metros de largo y un peso de más de 12 toneladas, agregó Matos, quién es responsable del Programa de Arqueología Urbana.

Es más grande que la Coyolxauhqui (Diosa de la Luna), de 3,30 metros de diámetro, localizada en 1978 y que se convirtió en el principal descubrimiento arqueológico de la cultura azteca en el siglo pasado, aseguró.

La piedra proviene de los cerros Tenayo o Botano, en el estado de México, a unos nueve kilómetros de donde se asentó la ciudad de México-Tenochtitlán, por lo que en caso de haberse utilizado la técnica de soga, se estima necesitaron entre 150 y 400 personas para su traslado.

En declaraciones a Prensa Latina, Gabino López, arqueólogo a cargo del rescate de la roca, destacó la importancia del hallazgo, toda vez que afianza lo conocido hasta la fecha sobre la cultura prehispánica.

No obstante, destacó que se debe esperar a la maduración de los procesos de investigación y excavación para saber el verdadero valor que tiene la pieza.

Las ruinas donde fue encontrada la roca se encuentran a un costado de la popular Plaza de la Constitución (Zócalo) y es la mayor huella de la majestuosa ciudad de Tenochtitlán, destruida durante la conquista española.

En el lugar también fue hallado un altar único en su tipo, al tener dos frisos adosados, uno de los cuales representa al dios Tláloc y el otro a una deidad relacionada con la agricultura, ambos de la IV etapa del desaparecido centro ceremonial, fijada entre 1440 y 1469.

también te puede interesar