Internacionales

Murieron 655.000 iraquíes desde que comenzó la invasión estadounidense

Un nuevo estudio médico indica que el número de iraquíes que han muerto desde que comenzó la invasión dirigida por Estados Unidos ha superado los 655.000

Redacción Central |

Un nuevo estudio médico indica que el número de iraquíes que han muerto desde que comenzó la invasión dirigida por Estados Unidos ha superado los 655.000

El estudio fue llevado a cabo por varios de los mismos investigadores que realizaron el informe de la Universidad Johns Hopkins hace dos años, que indicaba que el número total de muertos era cien mil. Los investigadores basaron sus hallazgos en entrevistas grupales con muestreos al azar de núcleos familiares de todo el país.

La investigación más reciente dio el mismo número de muertes en el período inmediatamente posterior a la invasión que la primera. Los ataques de las fuerzas de coalición dirigidas por Estados Unidos causaron el 30% de las muertes informadas. No obstante, el número real de muertos podría ser aún mayor. La cifra de 655.000 representa un cálculo de las «muertes en exceso», que señala las personas que no habrían muerto si Estados Unidos no hubiera invadido Irak. El estudio ya está siendo criticado.

Anthony Cordesman, un analista del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo que los investigadores buscaban favoritismos políticos previo a las elecciones parlamentarias de noviembre. En respuesta, el profesor de la Universidad de Michigan y académico especializado en Medio Oriente, Juan Cole, escribió: «¿Está insinuando que 18.000 núcleos familiares de todas partes de Irak conspiraron para mentirle a los investigadores de la Universidad Johns Hopkins para derrotar a los republicanos en las elecciones estadounidenses del próximo mes de noviembre?».

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!