Espectáculo

¿Quién está detrás del Celebgate?

Ryan Collins se declaró culpable de piratear numerosas cuentas de Apple iCloud y Gmail que pertenecían a famosos

celular
|

Redacción Central |

En 2014, fueron filtradas a través de internet imágenes comprometedoras de más de un centenar de celebridades como Kim Kardashian, Vanessa Hudgens, Kate Upton, Ariana Grande y Jennifer Lawrence, entre otras.

Ahora se conoce que la persona que estuvo detrás del caso conocido como  “Celebgate” es Ryan Collins, quien se declaró culpable de piratear numerosas cuentas de Apple iCloud y Gmail que pertenecían a famosos.

El residente de Pensilvania, de 36 años de edad, logró sustraer a sus víctimas nombres de usuario y sus correspondientes contraseñas, por medio de correos electrónicos que parecían proceder de ambas compañías estadounidenses Google y Apple, informó la Procuraduría General de California.

El acusado utilizó numerosas direcciones de correo electrónico fraudulentas diseñadas para parecer cuentas legítimas y seguras de distintos proveedores de internet, como por ejemplo [email protected], [email protected]com [email protected], según consta en los archivos del tribunal, citados por BBC Mundo.

A Collins se le atribuye haber accedido a al menos 50 cuentas de iCloud  y 72 de Gmail entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014.

Mediante este esquema de fraude, el acusado fue también capaz de acceder a copias de seguridad completas de Apple iCloud que pertenecían a muchas víctimas, incluyendo al menos 18 famosas, muchas de las cuales residen en la zona de Los Ángeles. Muchas de estas copias de seguridad contenían fotografías de desnudos y videos, indican los archivos.

Collins enfrenta los cargos de hackeo cibernético y acceso ilícito a un ordenador para la obtención de información por violar la privacidad de sus víctimas y hacer que muchas sufrieran angustia emocional, vergüenza y sensación de inseguridad.

Si bien esos cargos pueden suponer una condena de hasta cinco años de prisión, los fiscales recomendaron que cumpla solo una sentencia de 18 meses tras llegar a un acuerdo legal con las autoridades.

No obstante, a Collins no se le acusa de subir las fotografías a la red de redes para que otras personas las vieran.

Las autoridades aclararon que las investigaciones continúan pues todavía no se sabe quién o quiénes subieron las imágenes íntimas.

Seguimos viendo cómo las celebridades y personas de otros ámbitos profesionales sufren las consecuencias de este crimen y recomendamos urgentemente a los usuarios de aparatos conectados a internet que refuercen las contraseñas y que sean escépticos cuando reciban correos en los que se les pide información personal, insistió David Bowdich, director adjunto de la oficina del Buró Federal de Inteligencia de Estados Unidos en Los Ángeles.
Mem/ele

también te puede interesar